miércoles, 11 de junio de 2014

MARCOS LOAYZA CINEASTA “LA CULTURA ES NUESTRO MAYOR POTENCIAL”

¿Cuál de sus películas está dentro de las mejores producciones latinas, mencione dos de ellas?,

Las más destacadas son las películas Cuestión de fe y El corazón de Jesús.

Usted es arquitecto, ¿cómo fue que su mirada dio un giro al cine?

Me acuerdo bien que en la Facultad de Arquitectura, mi compañero Óscar Garcia y yo, al culminar nuestros estudios, queríamos hacer una tesis, pero en arquitectura se hacía proyecto de grado. Nuestro tema era Semiología de la Arquitectura y nos dijeron que no, yo me fui molesto pateando puertas, y a partir de ese incidente, dejé la arquitectura para dedicarme íntegramente a lo audiovisual.

¿Qué fue lo que le motivó para ser cineasta?

Desde mis 13 años me gustaba ir al cine, iba solo y acompañado. En ese entonces no había las carreras de Diseño, de Artes, se estudiaba Comunicación o Arquitectura.

¿Qué reglas o decálogos considera importantes para desempeñar la labor de cineasta?

Lo primero es ser fiel a uno mismo, porque lo que uno hace es compartir una sensibilidad con otra sensibilidad. Cuando uno hace concesiones para conseguir mayores premios, mayor público, dinero, está presentando un producto falso porque no es su sensibilidad sino otra y tampoco es la otra porque tampoco es la suya. Creo que es importante tener algo que decir, y tener algo que decir supone un proceso reflexivo, porqué voy a contar esta historia, porqué es importante que esta historia se la cuente y porqué esta historia la tengo que contar yo y no otra persona.

Otra cosa importante es hacer una obra auténtica y no copiarla, porque ahora generalmente se hace una película como un filme policial pero hecho a la boliviana (adaptada), para eso es mejor hacer un programa de televisión o contar un cuento.

También es importante considerar que hacer una película es un esfuerzo económico y de tiempo, y que además cuesta a la sociedad, porque se la tiene que ayudar. Entonces debemos hacer el filme técnicamente de la mejor calidad posible, por más que tengamos pocos medios, por más que seamos estudiantes, pues creo que una obligación social que tenemos los cineastas es tratar de ofrecer a nuestra sociedad excelencia.

Sus películas han participado en diversos festivales de cine internacionales...

Sí, generalmente sí. La última no, porque la hemos hecho muy para Bolivia y no la están pidiendo para festivales, pero creo que eso no es el fin. Las películas que han participado en festivales son Cuestión de Fe, El Estado de las Cosas, Escrito en el Agua (drama), éstas han participado en Berlín, Egipto, y casi todas ganaron premios como en Cartagena, La Habana, Montevideo, en Huelva (España), y en otras ciudades como en Róterdam, Holanda.

¿Qué acogida ha tenido la película Cuestión de Fe, a nivel sudamericano?

En general, la gente sale del cine con una sonrisa, sale contenta a pesar de las penurias de los protagonistas, porque comparte ese encuentro de la amistad. Ese sentimiento de sentirte lleno, contento se ha compartido casi en todas la ciudades de Sudamérica.

En nuestro medio, de todas las películas que ha dirigido, ¿cuál ha sido la más aclamada, y la menos aclamada?

La película Cuestión de fe fue la más aclamada, la que menos fue Qué culpa tiene el tomate, porque nadie la ha visto, no se ha estrenado en Bolivia por ser un documental internacional que se ha hecho en siete países; son siete documentales sobre mercados y la parte boliviana la hice yo.

¿Es la producción de documentales más frecuente y mejor pagada que la producción de películas en nuestro país?

En nuestro país, lamentablemente, a muchos productos audiovisuales le llaman documentales que apenas llegan a ser reportajes televisivos. En general, creo que la producción de documentales en Bolivia es muy baja, lo que se hacen son reportajes institucionales, que sí pagan, pero el documental de autor, documental cinematográfico se hace muy poco, este documental tiene más valor porque estás filmando una realidad.

¿Habrá mejorado el cine boliviano con el apoyo de las nuevas tecnologías?

No sé si ha mejorado, se hacen más películas, hay más cantidad de cineastas, técnicos, guionistas, pero nuestra presencia internacional se ha reducido en los festivales de cine, porque no estamos generando películas que vayan a revolucionar, a innovar, a pesar de ser una sociedad plurinacional y de mucha diversidad cultural con muchos problemas, con mucha complejidad; a pesar de todo nuestros productos cinematográficos no reflejan esa complejidad, ni esa diversidad, ni esa cosa que nos hace únicos.

Yo creo que no estamos ofreciendo, por el momento, películas que aporten a la historia del cine latinoamericano.

No hay comentarios:

Publicar un comentario