domingo, 8 de junio de 2014

Exsalas de cine cobijan bares, galerías comerciales e iglesias

Todos los Viernes Santos, mujeres, hombres y niños hacían largas filas para ingresar al cine Madrid, ubicado en la avenida Baptista. Las colas se extendían por más de seis cuadras y era una odisea conseguir un boleto para acceder a las proyecciones de filmes de la ocasión.
Ésos son algunos de los recuerdos de María, quien hace más de 20 años vendía dulces en la puerta de aquella sala. Hoy, la mujer mira con nostalgia la fachada de este cine, que cambió sus carteles de filmes por el letrero de una discoteca: La Paceña.
"Recuerdo que en Semana Santa y otros días de feriado el cine Madrid rompía taquilla. Cientos de familias venían a ver películas sobre la vida de Jesucristo y otros filmes como Titanic, Superman, Rocky y otros”, contó la mujer.
En las últimas dos décadas, al menos 20 salas de cine, similares al Madrid, cerraron sus puertas para convertirse en centros comerciales, discotecas, bares, espacios deportivos y centros religiosos.
Unas cuadras más arriba, en la avenida Entre Ríos y Lino Monasterios (zona 14 de septiembre), los vecinos de ese barrio contaban con otra sala, El gran Cine Lux, que en sus primeros años proyectaba películas familiares, pero debido a la competencia optó por exhibir filmes pornográficos. En la actualidad, de esa sala de cine sólo queda un cartel con su nombre pintado en la pared, pues por las noches funciona como el bar karaoke Sambay y que según los vecinos es "clandestino”.
"En las noches observamos que de las ventanas de este excine sale humo. Luego vemos cómo varios jóvenes salen borrachos del lugar”, indicó una vecina, quien prefirió no revelar su identidad.
Más abajo, en la plaza Garita de Lima, sólo las vendedoras recuerdan la sala del cine Monumental Roby. Hoy en día, el espacio se convirtió en centro comercial que lleva el nombre de galería Victoria.
Milenka Patón, dueña del centro comercial, comentó que la infraestructura mantuvo la sala de cine por más de 25 años. Luego, el anterior dueño se retiró porque la exhibición de filmes ya no era rentable a causa del incremento de discos piratas. Tras cerrar sus puertas por varios años, el espacio fue utilizado como horno, posteriormente como un centro cristiano, llamado Poder de Dios, y en 2011 ya se instaló como centro comercial.
Otro de los espacios que visitó Página Siete fue la sala del excine Universo, ubicado entre la Pando, Inquisivi y América. Al ingresar al lugar se observó que sacaron las butacas y construyeron un coliseo deportivo. Actualmente, el espacio es usado por los estudiantes del colegio San Antonio de Padua.
Más abajo, en la avenida Montes, entre la calle Uruguay y la Pérez Velasco, se encuentra la sala del ex Cine Teatro México, que hace más de un año cerró definitivamente sus puertas.
Antes, esa sala se caracterizaba por exhibir filmes mexicanos, pero por la falta de público dejó de proyectar cintas y prestó el espacio para espectáculos de televisión, como el programa Sábados Populares. Después fue usado para la presentación de obras de teatro popular de artistas como David Santalla.
Cuadras más abajo, en la calle Comercio, se halla el excine Princesa, que cerró sus puertas y se convirtió en un centro comercial. Según los vendedores del lugar, la sala de exhibición se mantiene cerrada y los dueños viven fuera del país.
Juan Santos, uno de los boleteros del cine más antiguo de La Paz, contó que uno de los principales motivos del cierre de las salas fue la falta de público y la apertura de las multisalas.
Más allá, en la plaza Murillo, se ubicaban dos salas de cine que eran las más famosas de La Paz. Entre la esquina Ayacucho e Ingavi se halla el excine París, que cerró sus puertas y pasó a ser el Gran Hotel París. Es de propiedad de la Policía Boliviana y en la actualidad está deshabitado.
Al lado se encuentra el excine Plaza, que dejó de funcionar en 2008 y que pasó a ser parte del centro cultural de la Academia de Historia Militar. La institución castrense tiene el objetivo de refaccionar la sala y habilitarla como un espacio de eventos y de exposiciones, contó el coronel Jorge Camacho Mercado.

Más abajo están las exsalas del cine La Paz y Tesla. La primera se convirtió en el auditorio del Centro Sinfónico Nacional y la segunda en una iglesia. Una de las más recientes en cerrar fue el cine 16 de Julio, que hoy es alquilado para espectáculos de música y de danza.

Sobreviven el Monje Campero y el Comercio

Una de las pequeñas salas que aún sigue vigente es el cine Comercio, ubicado al lado de la tienda Manaco, en la calle Comercio.
Por semana exhibe filmes que primero fueron estrenados en las multisalas, como las películas 300, Nacimiento de un imperio; Robocop, y El conjuro.
Para competir con las multisalas, Juan Santos, boletero del espacio, vende las entradas a 15 bolivianos y permite que los menores de 15 años ingresen de forma gratuita.
Santos, quien trabaja como boletero de salas de cine desde 1975, contó que salas de cine pequeñas dejaron de existir debido a la invasión de las empresas multinacionales que se encargan de distribuir los filmes.
Además, indicó que otras de las ventajas de las multisalas es que ya ofertan películas digitales y en 3D.
Otra sala antigua de La Paz que continúa vigente es la del Monje Campero, que cada semana busca ofrecer estrenos de películas internacionales.

El Gran Cine Lux
Bar El gran Cine Lux, ubicado en la Entre Ríos y Lino Monasterios (zona 14 de Septiembre) se convirtió en una discoteca clandestina.

El excine Madrid
Discoteca Los ambientes del cine Madrid, ubicado en la avenida Baptista, albergan en la actualidad el local de fiestas La Paceña.

Monumental Roby
Centro comercial La infraestructura del excine Monumental Roby, ubicado en la Garita de Lima, es hoy una galería de venta de ropa e insumos.

El excine Universo
Cancha La sala del excine Universo, ubicado en la avenida Pando, se convirtió en el campo deportivo del colegio San Antonio de Padua.

Cine Teatro México
Teatro El Cine Teatro México cerró sus puertas hace más de un año. Funcionaba como espacio para la presentación de obras teatrales.

El excine París
Hotel El cine París cerró sus puertas y se convirtió en el Gran Hotel París. Es propiedad de la Policía Boliviana.

El excine Plaza
Eventos La sala del excine Plaza dejó de funcionar y por un tiempo era alquilada para eventos sociales.

El cine Princesa
Centro comercial Una parte del inmueble que alberga el excine Princesa es usada como una galería de ventas.

El excine La Paz
Arte La sala del excine La Paz, ubicado en la calle Ayacucho, se volvió en el auditorio del Centro Sinfónico Nacional.

El cine Variedades
Teatro El cine Variedades cerró sus puertas y es alquilado para la presentación de obras de teatro popular.



Puntos de vista

Sergio zapata
Crítico de cine


"El cine como un lugar autónomo ha desaparecido”
Las salas de cine hace más de 20 años eran espacios de encuentro y tenían un carácter estrictamente popular. Eran también un lugar de entretenimiento familiar; sin embargo, la mayoría ya ha cerrado sus puertas.
En la actualidad, las salas de cine perdieron la virtud de ser lugares de entretenimiento y se convirtieron en espacios de consumo de otros artículos que no tienen nada que ver con el séptimo arte.
Por eso, considero que el cine como un lugar autónomo ha desaparecido. Este panorama va a empeorar, ya que los próximos años se pondrá en marcha un sistema de distribución vía satélite, que consiste en una herramienta que facilitará el envío de una película en aproximadamente tres horas. Por ello, las pocas salas pequeñas de cine ya no podrán competir con las empresas grandes.

Un repaso por las salas de cine de La Paz

Los 40 En la década de los años 40, en La Paz había siete salas de cine: Teatro Princesa, Teatro Ebro, Cine Bolívar, Cine Mignon, Cine París, Teatro Municipal y Cine Roxy.
Los 50 En 1951, en La Paz, la cantidad de salas de cine se incrementó a 15. Las entonces nuevas salas eran: Monje Campero, Tesla, La Paz, Murillo, San Calixto, Rotativo Copacabana, Colón, Avenida y Miraflores.
Los 60 En 1966, el número de salas de cine se incrementó a 24. Entre los nuevos espacios estaban: 6 de Agosto, Avaroa, Esmeralda, Variedades, Universo, Bolívar, México, Trianon, Mundial, Luminaria, Imperio y Scala.
Los 70 y 80 Entre 1975 y 1985 en La Paz había 30 salas. Algunos espacios que se sumaron eran Illimani, Nóbel, Libertad y Pacajes, entre otros.

No hay comentarios:

Publicar un comentario