miércoles, 17 de septiembre de 2014

‘Maze Runner: Correr o Morir’: Apuesta de alta tensión


Todo es oscuridad. Un dolor brutal hormiguea por la cabeza de Thomas. No sabe qué sucede o dónde está. Lo único que tiene claro es que todo es confusión. De repente, una luz se ilumina sobre él. Es una puerta que se va abriendo. Entiende que está en una plataforma y está ascendiendo. Cuando llega hasta arriba, un grupo de jóvenes lo observan. “Bienvenido a El Área, novato”, le dicen, antes de noquearlo.

Nuevamente, todo es oscuridad. Despierta y comienza a entender. Los jóvenes que lo recibieron tampoco saben lo que sucede. Están todos atrapados en un enorme campo, franqueado por un muro de piedra, con una única puerta a un laberinto. Todos los días, la puerta se abre, y alguien entra. Todos los días, ese alguien desaparece.

La única escapatoria para Thomas y el resto es a través de ese laberinto. Pero, ¿por qué nadie vuelve? ¿qué es lo que hay dentro? ¿por qué nadie recuerda nada? ¿quién los llevo hasta allí?

Todas estas interrogantes son sembradas al arranque de Maze Runner: Correr o Morir, largometraje que llega a las salas de cine de neustro medio la próxima semana, bajo la dirección de Wes Ball, realizador que presenta su primer largometraje. La cinta es protagonizada por Dylan O’Brien, Thomas Sangster, Kaya Scodelario, Will Poulter, Ki Hong Lee, Blake Cooper y Jacob Latimore, un elenco de rostros jóvenes que promete llevar al límite de tensión a los espectadores. Kaya Scodelario interpreta a Teresa, la chica nueva que junto con Thomas detonarán el devenir de las acciones.

Palabras convertidas en

imágenes

Maze Runner se suma a la serie de películas que vieron su génesis en el mundo editorial. El libro en el que se inspira la película fue escrito por James Dashner y lanzado en 2009, mismo que se convirtió en un éxito instantáneo.

Y si hay algo a lo que no se resiste Hollywood, es a un ‘’best-seller’’. “El libro está tan ricamente escrito, que fue muy fácil llevar todas esa adrenalina a la pantalla”, explica Dylan O’Brien, protagonista de la cinta. “Fue un rodaje bastante caluroso, muy exigente en lo físico y por consiguiente, en lo emocional. Una experiencia que no vamos a olvidar”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario