miércoles, 17 de septiembre de 2014

Filman película que rescata la poesía de Guillermo Bedregal

Los versos del poeta boliviano Guillermo Bedregal García (1954 - 1974), quien murió a temprana edad víctima de un accidente y fue amigo de Jaime Sáenz, no quedarán en el olvido.
Pues, el cineasta paceño Diego Revollo decidió rescatar la obra de este escritor en la película titulada El sol, la piedra y el agua. "La mayoría de los poemas de Guillermo Bedregal hacen referencia a la contemplación de la montaña, del sol, de la nieve, del agua, del río y de la piedra. De ahí surgió el nombre de la película y la construcción del personaje principal”, contó Revollo, quien debuta como director con este filme.
En la película, el también actor de cine y teatro recrea la historia de Dado, un joven que está a punto de ser padre y se enfrenta a los fantasmas de su pasado familiar.
Según el joven cineasta, el rodaje comenzó a finales de julio de este año y se tiene un 90% de avance. "El resto se filmará con un equipo reducido. Pero aún nos falta financiamiento para la postproducción”, indicó.
La idea de este filme surgió el 2009 con el título inicial Padre y Ojo, pero durante el rodaje el director decidió cambiarlo por El sol, la piedra y el agua.
Revollo destacó el trabajo del elenco de la película que está formado por Mauricio Toledo, Pedro Grossman y Ana Luisa Unzueta. "Los actores son lo más importante en la producción. Además, la película también se construyó a partir de ellos. Nos inspiramos en lo que son como personas y en sus relaciones familiares para contar la historia”, agregó el realizador.

El drama fue filmado en 2K, hi8mm y súper 8 para recrear visualmente la fragmentación de la familia. "Esperamos concluir pronto con el proyecto y estrenarlo el próximo año”, concluyó.

Detalles del filme
Equipo La película es producida por Rojobotón. La fotografía está a cargo de Mauricio Ovando.
Bedregal Nació en La Paz en 1954. Fue estudiante de Filosofía y Letras. Después de su muerte en 1974, fueron publicados sus poemarios La palidez (1975); Ciudad desde la altura (1980), ambos con prólogos de Jaime Saenz; y Empiezo a visitarte (2001).

No hay comentarios:

Publicar un comentario