domingo, 7 de septiembre de 2014

¡Quiubo chato! llega Cantinflas, la película

Conversamos con Óscar Jaenada, el protagonista y con Edui Tijerina, el guionista de la película que se estrenará en Bolivia el 18 de septiembre. Desde Los Ángeles, el actor español que interpreta a Mario Moreno, explica que toda su vida quiso este papel y que siente una fascinación por el desaparecido genio del humor. “Fue un pionero para todos los artistas de habla hispana. Fue él quien nos colocó en nuestro lugar al resaltar la identidad latina”, afirma, con notable acento ibérico.

El filme ya fue estrenado en EEUU con buena crítica, disipando la polémica en torno a la pertinencia de que un actor español encarne a la estrella mexicana.

“Estoy honrado y maravillado. Es verdad que cuando uno está rodando una película va notando la magia y te das cuenta de que todo llegará a buen puerto. Para mí es muy importante conocer la reacción del pueblo latino, y en especial del mexicano”, asegura.

Jaenada, que es aplaudido en su país, era hasta ahora un artista desconocido en esta parte del mundo. Su experiencia le dio confianza para encarnar a un personaje complejo y querido. “Ya vengo trabajando bastantes años y uno sabe de la dedicación que le pone a las cosas. Siempre he dado lo mejor de mí y eso se evidencia en el resultado. Hay que recordar que estamos hablando no solo de retratar a un actor, sino también a un productor, de un cineasta, de un guionista, nos referimos al cine en estado puro, se trata de Mario Moreno Cantinflas. Entonces, todos queríamos remar a favor de rendir un homenaje digno y en todos los planos se puede apreciar esto”.

El español manifiesta que practicó con un fonoaudiólogo para lograr el acento mexicano y que tomó clases de baile para interpretar a Cantinflas, pero insistimos ¿qué fue lo más complicado de imitar al personaje? “Para mí lo complejo fue Mario Moreno, no Cantinflas. Hay mucho material disponible de Cantinflas, podía ver cientos de veces sus películas hasta memorizar sus improvisaciones. Es cierto que tomé clases de baile con una amiga personal de Moreno y tuve la ayuda de un foniatra para encontrar su voz. Había que controlar muchísimas cosas para que al momento de interpretar a Cantinflas, en un plató con 200 personas alrededor, no estés pensando en distintas cosas, sino que esté dentro de ti. Ese fue el reto de este papel, tenerlo todo dentro, de tal manera que tú solo estés concentrado en la mirada del compañero que tienes delante”.

Le transmitimos a Jaenada que Cantinflas y Mario Moreno son figuras de culto en Bolivia y lo invitamos a que dirija algunas palabras para el público nacional. Nos envió un saludo y dijo: “Vayan a ver la película. Se van a encontrar una maravilla, un recuerdo, una nueva manera de ver a los personajes. Además, podrán compartir entre padres, hijos, nietos y abuelos. Este filme ha querido rendir un homenaje a un ídolo que ha sido importante para todos los latinos”.

Contaremos los días para encontrarnos con Moreno y con Cantinflas, pero esta vez para verlo detrás de sus escenas. Para descubrir su vida

No hay comentarios:

Publicar un comentario