miércoles, 25 de marzo de 2015

Relatos salvajes


La desigualdad, la injusticia y la exigencia del mundo en que vivimos producen que muchas personas se estresen o se depriman. Algunas explotan. Esta es una película sobre ellos. Los protagonistas de Relatos salvajes, vulnerables ante una realidad que súbitamente se altera y se torna impredecible, se entregan al innegable placer de perder el control.

Aventura cinematográfica de múltiples facetas, del realizador argentino Damián Szifron (El Fondo Del Mar, Tiempo de Valientes), seleccionada para ser proyectada en competición para la Palma de Oro en la 67º edición del Festival de Cine de Cannes (2014) y representante argentina para los Premios Oscar, mejor película extranjera.

Rodada en localizaciones de Buenos Aires, Salta y Jujuy, Relatos salvajes es una coproducción de Kramer & Sigman Films de Argentina, de El Deseo de Pedro Almodóvar y Agustín Almodóvar y de Warner Bros. Pictures International.

NOTAS DEL DIRECTOR

Este guión surgió del sector más libre de la imaginación, aquel que no anhela reconocimiento de ningún tipo porque ignora que está produciendo algo que en algún momento será visto por los demás.

Mientras desarrollaba otros proyectos -desde hace años trabajo en una extensa trilogía de ciencia ficción que por ahora llamo El extranjero-, y casi como descarga, fui escribiendo una serie de historias breves con mayor libertad, mayor desapego, y menor exigencia. Al reunirlas en un único volumen, advertí que estaban vinculadas por una serie de temas que les conferían unidad y cohesión: hablamos de catarsis, explosión, venganza y destrucción. Y del innegable placer de perder el control.

Este proyecto involuntario se volvió tan consistente que rápidamente trepó en urgencia y encontró su esquema de producción.

No hay comentarios:

Publicar un comentario