viernes, 9 de septiembre de 2016

Exhiben Engaño a primera vista, una comedia a la boliviana

"Tuve una ráfaga de sentimientos al ver el triunfo de mis hijos y su alegría. Saber que todo el trabajo valió la pena. Sentía como si pasara por esa puerta que te lleva al mundo mágico inexistente, que sólo en sueños ves, vi... Narnia”. Así describió lo que sintió el productor de la comedia romántica Engaño a primera vista, Yecid Benavides, mientras el público aplaudía de pie luego de la premier del filme.

"Sentí que había hecho algo por Bolivia, por este país que amo tanto, al que he dado mi juventud, mi trabajo y mi vida. Me sentí como el día en que llegué con mis hijos a la cima del Condoriri... cansados agotados, con hambre, con miedo y lágrimas en los ojos. Vi desde arriba lo hermoso que es nuestro país y que aquí se puede hacer cosas grandes”.

Engaño a primera vista es una película casi enteramente filmada en el MegaCenter, protagonizada por Yamilka Aburdene, Tatiana Valdés, y los hermanos Yecid y Johanan Benavides. Estos últimos también son los directores. La historia fue escrita por su padre, Yecid. La producción ejecutiva estuvo a cargo de Viktoria Merkulova.

Cuando el público ovacionaba a los actores y productores del filme eran poco más de las 23:00 del martes. En el espacio aledaño a la boletería y el candy bar del MegaCenter se desplegó toda una parafernalia, que evocaba a las alfombras rojas de Hollywood. A este lugar, horas antes, llegaban actores y productores del ámbito cinematográfico local. También había decenas de extras.

Un estruendo de motos Harley Davidson, del club del mismo nombre de La Paz, marcaron el inicio de la presentación. Estos motorizados escoltaban a vehículos Nissan que condujeron a los productores y protagonistas hasta el lugar donde los invitados aguardaban.

Al estilo de las alfombras rojas de Hollywood, los actores y productores descendían de los vehículos. Luego posaban para las cámaras de los medios congregados en el lugar. Todo ello bajo la conducción de Leonel Fransezze, quien también forma parte del elenco del filme.

Casi a las 21:00, los invitados ingresaron a la sala de exhibición. Antes del inicio de la proyección, uno de los protagonistas y directores, Yecid Benavides Jr., aclaró que Engaño a primera vista es "una película enteramente comercial”.

Seguramente, muchos criticaran el constante bombardeo de marcas, productos y logos de empresas -privadas y públicas. Pero, éste no resulta molesto ni fuera de contexto, porque fueron incorporados adecuadamente en un guión que no tiene fallas.

El guión está tan bien hecho, que todo ese placing da sustento a la historia, que engancha al espectador desde el primer minuto. Sin ese bombardeo de marcas, el filme no podría funcionar.

Engaño a primera vista es una película concebida por gente que sabe que el cine es una gran industria; por ello, supo construir un filme para romper taquillas. Y el resultado es notable.

Se trata, quizás, de la mejor película comercial boliviana hecha hasta el momento. En cuanto a la parte técnica, se hizo una gran labor de post producción. Por ejemplo, no hay fallas fácilmente perceptibles de sonido y el manejo de color es perfecto. Asimismo, los actores no sobreactúan, como pasa en la mayoría de las películas nacionales.

Además, tiene la virtud de que puede ser exhibida y disfrutada en cualquier sala del planeta. Engaño a primera vista es una comedia romántica que además de mostrar a la ciudad de La Paz, rescata las características que definen a una generación: aquella que ha crecido con series de Nickelodeon, como Drake & Josh o iCarly; aquella para la que las redes sociales son parte fundamental de su cotidianidad; aquella que va a los malls a divertirse; incluso, para aquella que tendrá que buscar sus opciones laborales en las nuevas tecnologías.

El filme también es un ejemplo de cómo las grandes empresas privadas, pueden participar en un proyecto exitoso junto a entidades públicas, como ministerios y empresas estatales.

Además demuestra que las grandes producciones sólo se pueden hacer con grandes equipos. Según los productores, en el filme participaron más de 600 extras y más de 50 personalidades del ambiente cinematográfico local, -a nivel actoral y técnico- como Eduardo Capriles, Fernando Arze, Gory Patiño y Guillermo Sainz, entre otros. También en el elenco hay sorpresas, como la actuación del gerente de Mi Teleférico, César Dockweiler.



imagen

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada