miércoles, 5 de julio de 2017

A toda velocidad: Nadie está a salvo con esta familia

Nicolas Benamou dirige esta comedia protagonizada por José Garcia y CarolineVigneaux.

SINOPSIS

Una mañana, una familia se sube a bordo de su nuevo monovolumen para comenzar las vacaciones de verano. Tom, el padre, ajusta el control electrónico de velocidad para que el vehículo circule a 130 km/h durante todo el viaje.

Tras una discusión, Julia exige a Tom que de la vuelta, pero el coche no responde; se ha quedado atascado en los 130 km/h y ninguna maniobra posible para frenarlo surtirá efecto.

SOBRE EL FILME

El director Nicolas Benamou nos brinda detalles sobre esta comedia de producción francesa.

P: ¿Cómo llegaste a este proyecto?

R: Al terminar Se nos fue de las manos 2, los productores me dijeron que tenían un proyecto para mi. No era exactamente la misma historia, pero el principio es similar: Una familia dentro de un coche descontrolado que no puede reducir la velocidad. Estaban buscando a la persona adecuada para este proyecto. Los productores tenían directores más especializados en películas de acción, pero les faltaba un toque de comedia y a los de comedia viceversa. Creo que sintieron que yo reunía las dos condiciones para llevar a cabo esta película. Lo que más me atrajo es esta mezcla de acción y comedia, que aporta una riqueza inusual a la película. Una mezcla completamente innovadora, nunca vista ni en las películas americanas.

P: Este filme ¿es una comedia familiar o una comedia de acción?

R: Es una comedia familiar de acción. Pero sobre todo es una comedia que tiene por decorado una autopista sobre la que pasan un montón de cosas. Hemos intentado preservar un cierto equilibrio entre acción y comedia para que ambos elementos tengan una presencia equitativa.

P: ¿Podemos hablar de una película innovadora?

R: Técnicamente es una película que podríamos haber rodado hace 30 años, pero tal vez de otra forma. Valdría con meter las cámaras en el coche y decir: ‘A rodar’. Me documenté mucho sobre el tema, para ver que se había hecho similar y sobre todo para aprender de esa experiencia. Me encontré con secuencias que se habían realizado así. Sin embargo, en Le Fanfaron de Dino Risi, había una escena con un coche en carretera donde el actor conducía realmente. Para realizar esta escena habían colocado una plataforma rodante enfrente del coche con un cámara subido; es un filme de los años 60 y vemos cómo cambia la cámara de la carretera al conductor: es una auténtica locura. Técnicamente podríamos haberlo rodado hace 30 años, pero habríamos tardado una eternidad. Es por ello que en la esencia de A toda velocidad están marcados tanto el cine moderno como las comedias de acción antiguas de Belmondo, que yo adoro y que ya no se suelen hacer. Lo que está claro, es que la tecnología de hoy en día nos permite rodar esto con garantías tanto de calidad como de posibilidad de producción. Hay un toque de modernidad técnica en el film que impregna el tono. Lo que le ocurre a esta familia es ciertamente dramático, pero a la vez muy cómico. Este filme tiene esa mezcla de lo moderno y lo clásico, de humor y tensión.

No hay comentarios:

Publicar un comentario