jueves, 23 de diciembre de 2010

Hoy se estrena en cines bolivianos Los viajes de Gulliver, el tamaño es lo de menos

Los Viajes de Gulliver, el clásico libro que Jonathan Swift escribiera en 1726 es actualizado y llevado a la pantalla grande en un filme que será el encanto de los reyes de la casa. Su protagonista no es otro que el alocado comediante Jack Black.

Después de prestar su voz para el videojuego Brütal Legend y protagonizar junto a Michael Cera Año Cero, Jack Black vuelve con una nueva comedia en la que interpreta literalmente un papel “gigante”: será Gulliver, un cartero de un famoso diario de Nueva York quien recibe la oportunidad de un viaje que cambiará por completo su forma de ver al mundo y, sobre todo, a las personas.

Esta nueva versión está dirigida por Rob Letterman y, además de Black, protagonizada por Emily Blunt, Jason Segel, Billy Connolly, Catherine Tate, Olly Alexander, Amanda Peet, James Corden y Chris O’Dowd, entre otros.

Reportero tras historia

La historia cuenta cómo Lemuel Gulliver, un aspirante a escritor, consigue por medio de mentiras hacer el viaje de su vida: conocer el Triángulo de las Bermudas y escribir una crónica de su aventura de tan mítico lugar enclavado en el océano Atlántico. Su esperanza con ello es conseguir un ascenso laboral y que la mujer de la que está enamorado se fije en él.

1726

año en que fue escrita la novela sobre los fabulosos viajes de Gulliver.

Durante el trayecto, Lemuel se queda dormido y despierta en un lugar que jamás hubiera imaginado. Se trata de Liliput, un país ubicado en una pequeña isla y poblado por diminutos seres que ven en el protagonista de la historia una seria amenaza para la paz y tranquilidad de su pueblo.

Pero después, el gigante Gulliver logra la confianza de los liliputienses, convirtiéndose en un verdadero líder para sus diminutos nuevos amigos y a quienes ayudará a vencer contra el pueblo enemigo que luchará con Ribot gigante al puro estilo de Mazinger Z.

Según Black, esta película basada en la homónima novela de Swift es una adaptación dirigida al público infantil, razón por la que tuvo que cambiar ciertos pasajes del argumento que tal vez hubieran resultado un tanto perturbadores para los niños.

Nadie es pequeño

“Ésta es una película para toda la familia, niños, niñas, papás y abuelos. Personas de ocho a 80 años. El mensaje principal es que no necesitas ser una persona rica o un ‘rockstar’ para ser grande, sólo tener un gran corazón y querer a los tuyos”, señaló Black. “En la película también pude cantar, lo cual me gusta mucho porque el rock es mi vida, y he combinado desde mis inicios el rock con la comedia”, dijo Black en su más reciente visita a Ciudad de México con motivo de la promoción de este filme.

Esta versión cinematográfica de Los Viajes de Gulliver alberga un claro mensaje de que nadie es demasiado chico como para no poder hacer las cosas que más desea, pues el protagonista es un hombre que un día decide enfrentarse con sus propias limitaciones quitándose los nervios.

No hay comentarios:

Publicar un comentario