miércoles, 15 de diciembre de 2010

El padre Obermaier estrenará su película el 23 de diciembre

El sacerdote Sebastián Obermaier incursionó por primera vez como actor en la película María y los niños pobres, que se estrena el próximo 23 de diciembre en el Cine 16 de Julio a las 19:00.

Para el sacerdote no fue una decisión fácil, pero la temática del filme lo incentivó a ingresar al mundo del séptimo arte.

Aunque Obermaier confesó estar acostumbrado a las cámaras y la televisión, el hecho de participar en el cine fue una experiencia diferente.

Contó que participó en varias escenas. “No soy yo tan importante, lo que se debe destacar es la historia de la película”, dijo.

“La trama trata del peligro en el que viven los niños de la calle y también habla de violencia que pueden sufrir dentro de sus hogares”, señaló Obermaier.

El sacerdote recordó que en una de las escenas se reunieron varios párrocos para debatir y buscar soluciones a la problemática de la violencia que sufren los niños. “Me filmaron también cuando realizaba misa y compartía con los niños”, contó. El filme es una coproducción perú-boliviana. El rodaje, que tuvo una duración de un año, se realizó en la ciudad de El Alto y en algunas locaciones de La Paz. “La mayoría de las grabaciones se han hecho en los ambientes de mi parroquia”, contó el padre.

70

actores participaron en el rodaje del filme, que fue grabado durante más de un año.

El sacerdote es párroco de la iglesia Cuerpo de Cristo, ubicada zona de Villa Adela en la ciudad de El Alto.

María y los niños pobres fue dirigida por el cineasta Leónidas Zegarra, quien se destaca por sus películas Poseída por el diablo, 300 millas en busca de mamá entre otras producciones.

El filme ya fue estrenado en el Cine Teatro Puno, en el Perú en el mes de noviembre.

En la cinta participaron más de 70 actores y actrices, muchos eran niños. “Unos ocho pequeños eran los protagonistas de la historia y se destacan por su talento”, dijo Obermaier.

Una de las protagonistas del filme es la boliviana Mariana Liquitaya, quien interpreta el papel de la Virgen María.

Para Obermaier es “muy importante” que en el cine se realicen producciones con mensajes de paz y amor. “No queremos más niños maltratados y la cinta quiere dar ese mensaje de reflexión para los adultos”, señaló.

No hay comentarios:

Publicar un comentario