domingo, 28 de julio de 2013

La producción nacional de cine no abastece la venta legal

La producción de cine nacional no abastece para la venta de copias legales. Es el dilema por el que atraviesa el proyecto empresarial Cine Boliviano Original (CBO), según informa su gerente, Roberto Lanza.

“Después de dos años sigo vendiendo las mismas 15 películas. La gente ve CBO y no se acerca más, porque sabe que no hay más estrenos”, afirma Lanza.

CBO cuenta con 52 puestos de venta, de los cuales 15 están con los piratas.

Lanza cuenta que, ante la expansión de CBO, decidieron incluir a los piratas para que vendan copias legales de cine boliviano. Algunos aceptaron, agrega.

“Empezó (la venta de CBO) a tener mucho más flujo, pero ahora no hay suficientes estrenos para que el comerciante esté feliz de tener ese puesto ahí. Tendría que tener dos estrenos al mes, mínimo”, dice Lanza.

Por su parte, Gerardo Guerra, distribuidor y productor cruceño, manifiesta que su clientela le ratifica que “no hay una gran cantidad películas legales para la venta”. Guerra entiende la inversión que representa sacar copias legales y considera que “es difícil competir contra la piratería”.

La queja principal de Lanza es que los negocios de los piratas tienen licencia de funcionamiento municipal. Considera que el Estado está siendo “cómplice” de esta actividad ilegal y cree que el hecho de que algunos emitan factura es “como ponerle impuesto a la cocaína”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario