miércoles, 27 de agosto de 2014

Nuestro video prohibido’: La película más osada de Cameron Diaz

La comedia titulada Nuestro video prohibido, reúne por segunda vez a la actriz con Jason Seguel y el director Jake Kasdan. La cinta sigue la vergonzosa experiencia de un matrimonio cuando se difunden en Internet unas imágenes que los muestran teniendo relaciones sexuales.

Tres años después del estreno de Malas enseñanzas, Cameron Diaz vuelve a asociarse con Jason Seguel para protagonizar una comedia para adultos del director Jake Kasdan.

El trío puso en marcha este proyecto después de recaudar 215 millones de dólares con Malas enseñanzas, aquella cinta se realizó con sólo US$ 20 millones, por lo que fue una de las producciones con mejores ingresos de 2011. El éxito del filme hizo suponer que Diaz, Seguel y Kasdan se complementan bien a la hora de hacer comedias, y por eso confiaron en sacar adelante Nuestro video prohibido.

El guión es de Kate Angelo, Jason Segel y Nicholas Stoller, aunque la idea para Nuestro video prohibido comenzó en las oficinas de los productores Todd Black y Jason Blumenthal durante una reunión con la escritora Kate Angelo.

Después de trabajar con ella en la película The Back-up Plan, los productores deseaban una nueva colaboración, así que la escritora los visitó para analizar posibles conceptos.

“Ya teníamos cierta imagen, ella aportó más ideas y luego Jason preguntó qué ocurriría si una pareja casada común y corriente hiciera un video sexual para despertar al día siguiente y descubrir que éste había desaparecido”, recuerda Black. “Me quedé literalmente boquiabierto, Kate se quedó boquiabierta y Jason sonreía mientras nos miraba. Después estuvimos en mi oficina durante horas, dándole vueltas a este grandioso concepto”.

Cameron Diaz confesó que realizar esta película la llevó a confirmar que no es buena para los asuntos multimedia por lo que prefiere alejarse del tema y lo que tenga que ver con ellos como las redes sociales. “Me di cuenta que no es lo mío, no es mi instinto compartir lo que hago con la gente”. Sin embargo reconoce que es bueno que las mujeres se apoderen por completo de su sexualidad. “Está bien hablar y ser parte. Hablar de tu sexualidad y tus necesidades es completamente aceptable y necesario”.

La otra cara de la moneda es Jason Segel quien en esta película muestra un exorbitante cambio de apariencia. Y es que desde siempre el actor ha tenido sobrepeso y el cuidado de su imagen no ha sido lo primordial en su carrera actoral. Sin ser un adonis, el histrión muestra un cambio físico saludable que se manifiesta en su delgadez la cual lo hace verse más joven y atractivo.

“He sido un símbolo sexual secretamente por mucho tiempo y el mundo exigía algo como esto”, confesó entre risas. Incluso aseguró que no se sintió intimidado por rodar escenas desnudo con una de las estrellas más sensuales de Hollywood.

No hay comentarios:

Publicar un comentario