miércoles, 27 de agosto de 2014

Bloody Valentine llena de sangre el cine nacional

El cineasta chileno José Pérez eligió Santa Cruz de la Sierra para filmar su primera película y específicamente a Samaipata como el escenario de una historia de terror, cargada de sangre y de personajes monstruosos: Bloody Valentine, satánica adicción. Con un elenco 100% boliviano, Pérez trabajó en el filme que se estrenará el 31 de octubre, en Halloween, día en el que, según las antiguas creencias, los muertos regresan al mundo de los vivos.

La historia trata sobre un grupo de amigos que se fuga de la ciudad hacia Villa Bonita, lugar donde se reúnen sectas satánicas para realizar pactos con el diablo, y donde están sucediendo una serie de extrañas muertes, que según dicen, son provocadas por una misteriosa mujer fantasma conocida como Valentine, que fue asesinada a pedradas por los habitantes del pueblo, acusada injustamente de asesinato.

“Bloody Valentine nace desde la escuela de guion hollywoodense, tiene todos los elementos de una película de terror que la hacen atractiva para público de 14 a 29 años”, asegura el director.

Si bien reconoce que el filme utiliza los mismos ingredientes que el resto de las películas comerciales, considera que el guion, con una alta carga de horror y una banda sonora fuerte, logrará sorprender al público más escéptico.

Por otra parte, Pérez asegura que el filme es un pretexto para elevar un grito por la presión de la sociedad capitalista sobre el ser humano, hecho que está derivando en la pérdida de la comunicación entre personas, por el machismo y sobre todo por el maltrato de la mujer. También resalta que las torturas viscerales denotarán estos males.



El equipo sanguinario

Janaina Prates, Jorge Pommier, Natalia Camacho, Antonio Velásquez, Carla Patiño y José Pérez encarnan los roles protagónicos.

Prates, que anteriormente trabajó en las películas bolivianas El pecado de la carne y La viudita, aseguró que Bloody Valentine, satánica adicción mostrará un género crudo al que no estamos acostumbrados en el país; sin embargo, más que exhibir muertes y sangre, dejará volar la imaginación de los espectadores


No hay comentarios:

Publicar un comentario