domingo, 24 de abril de 2011

Jóvenes se abren paso en la crítica de cine y transmiten sensaciones

Más que “guiar” a los cinéfilos que leen sus trabajos, Mary Carmen Molina (24), Sergio Zapata (27), Pedro Brusiloff (24) y el resto de los miembros de la revista digital Cinemas Cine buscan compartir, sobretodo, experiencias de vida.

El criterio de los escritores de la publicación especializada en crítica cinematográfica es compartido por Pedro Susz y Luis Espinal, dos de los autores más representativos del rubro.

El sacerdote y comunicador, recuerda Susz, decía a sus alumnos en la universidad y compañeros de trabajo que la crítica no es una guía para el espectador, sino un aporte que permite al lector comparar posiciones y asumir luego una actitud de análisis.

“Una crítica forma parte de la función periodística de orientar, de incentivar a que los espectadores disfruten de los filmes viendo más allá de la superficie y no sólo consumiendo todo lo que les ponen delante”, afirma Susz.

De su lado, Zapata, fundador y miembro del consejo editorial de Cinemas Cine, asegura que la intención del equipo es “compartir las sensaciones que experimentamos cuando vemos una película. Queremos que quienes nos lean se abran a nuevos lenguajes”.

Su compañero, Brusiloff, apoya esa postura. “No podemos ser tan arrogantes como para creer que podemos guiar a la gente. Simplemente comunicamos nuestra opinión sobre una cinta”, menciona. Ello, aseguran, no lo aprendieron en un aula universitaria. Fue la práctica constante, la lectura y el contacto con todo tipo de producciones lo que les ayudó a desarrollar sus aptitudes.

“Lo más cercano que tenemos a una educación formal son algunos talleres que tomamos sobre crítica. Lo que nos capacitó fue, en realidad la lectura de los artículos escritos por otras personas”. En el caso de Molina, la revista especializada Variety (Estados Unidos) le sugirió formas de plasmar sus opiniones en textos con información útil para el lector.

Brusiloff coincide en que lo que más ayuda a mejorar el estilo es empaparse del trabajo de otros críticos. “Mientras más lees, mejor expresas tus ideas en el papel”.

Por otro lado, Molina señala que es importante recordar que la crítica es la expresión de la opinión que tiene el autor sobre cierto filme, lo cual invita al debate. La define como un artículo subjetivo cuyo tenor depende de los gustos del escritor. Para ella, esos intereses no deben ocultarse, sino exponerse para que el lector esté al tanto de la tendencia.

Además, con ayuda de internet, el receptor puede comunicarse con los autores. “Gracias a las nuevas tecnologías, las críticas crecen infinitamente. Cuando publicamos algo en la revista fácilmente se puede convertir en un debate que va más allá del espacio local”, menciona Sergio.

Los avances en las comunicaciones marcan uno de los pocos quiebres entre la antigua y nueva generación de críticos cinematográficos. El internet y la infinidad de redes sociales, blogs y otro tipo de páginas existentes permiten que los escritos lleguen a cinéfilos de todas partes del mundo.

Según los registros, Cinemas Cine tiene lectores en Bolivia, Argentina y España. Del mismo modo, sus integrantes acceden a trabajos producidos en Estados Unidos, Europa o Latinoamérica. Esa facilidad permite, finalmente, conocer la respuesta de la audiencia a la que se apunta y continuar con debates que, a veces, incluyen a los mismos cineastas.

Esos resultados son, según los críticos, algo que no era posible “ni imaginar” hace 15 años. “Más que decir que somos una nueva camada de críticos, lo que nos diferencia de nuestros antecesores es la edad y el acceso a la tecnología”, añade Brusiloff.

Zapata está de acuerdo. Sin embargo, destaca que los críticos actuales buscan analizar la cinta desde el punto de vista cinematográfico y, rara vez, tratan de ver la intención o ideología del creador, un fenómeno que —considera— pertenece a otro tipo de trabajo.

La revista es pionera en el país

Historia
Nació el 2009 tras ganar un fondo concursable de FAUTAPO. Fue fundada por Mary Carmen Molina, Sergio Zapata y Claudio Sánchez.

Estructura
Tiene tres áreas: información, crítica e investigación. Cuenta a la fecha con 12 escritores y tres fotógrafos.

Consejos de los jóvenes críticos

Mary carmen Molina
Estudiante de Literatura
“Lo básico para ser un crítico es tener amor al cine. Debes disfrutarlo y conocer mucho de él. Es así como yo comencé, con un programa de radio con Claudio Sánchez y después con la revista desde el 2009”.

Pedro Brusiloff
Estudiante de Literatura
“El objetivo es convencer al lector con tus palabras. Tus opiniones y experiencias no llegarán al resto a menos que logres una prosa correcta y un texto cautivador. Para ello hay que leer mucho, incluso más que ver cine”.

Sergio Zapata
Comunicador Social
“Para hacer una crítica es importante, para mí, enfocarme en que es lo que me quiere decir la película sobre el mundo, la técnica y el hombre, además de evaluar cuál es su valor como una obra cinematográfica”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario