miércoles, 17 de abril de 2013

El director Roland Emmerich toma de nuevo la Casa Blanca

El realizador de origen alemán Roland Emmerich destruye de nuevo, esta vez de forma minuciosa y casi científica el símbolo del poder de Estados Unidos, la Casa Blanca, en su última película, White House Down.

Emmerich no tiene ningún problema en demoler símbolos. Ya lo hizo con la Casa Blanca en Día de la Independencia (1996), con gran parte del hemisferio norte del planeta en El día después de mañana (2004) y con el planeta entero en 2012 (2009).

En el filme White House Down, protagonizada por Channing Tatum, Jamie Foxx, Maggie Gyllenhaal, Jason Clarke, James Woods y Joey King, Emmerich se fija otra vez en la residencia de la Presidencia de Estados Unidos, pero toma el camino opuesto al elegido en Día de la Independencia.

Si en la película protagonizada por Will Smith, los extraterrestres destruyen el simbólico edificio de un solo golpe, en White House Down, Emmerich se recrea en la lenta, paulatina y casi científica destrucción de la residencia oficial.

Durante una visita al gigantesco set en el que Emmerich ha rodado la película en las afueras de la ciudad canadiense de Montreal, el director alemán reconoció su interés en los símbolos universales.

“La Casa Blanca es un símbolo. Siempre busco símbolos reconocibles a nivel mundial. Cada vez es más difícil estrenar una película en todo el mundo que no tiene símbolos” universales, declaró Emmerich durante una pausa del rodaje.

No hay comentarios:

Publicar un comentario