miércoles, 20 de marzo de 2013

Cine estreno: ‘El Doble del Diablo’ Sexo, dinero, poder... no es suficiente

Película basada en las memorias del doble de Uday Hussein, hijo de del dictador de Irak Saddam Hussein, que relata cómo se vio obligado a integrarse en la vida del clan Hussein en el país islámico.

ARGUMENTO

Año 1987 en Bagdad, cuando el teniente del ejército iraquí Latif Yahia (Dominic Cooper), es convocado desde la primera línea del frente al palacio de Saddam Hussein y se ve inmerso en las altas esferas de la familia real al tener que convertirse, gracias a su gran parecido físico, en el doble del hijo de Saddam, el famoso príncipe Uday Hussein (Dominic Cooper), un imprudente joven con un hambre feroz por el sexo y la brutalidad. Con su vida y su familia en juego, Latif decide renunciar a su antiguo yo para siempre a medida que aprende a

caminar, hablar y actuar como Uday. Con un movimiento en falso que le puede costar su vida, Latif forja un vínculo íntimo con Sarrab (Ludivine Sagnier), la seductora amante de Uday, que es perseguida por sus propios agentes secretos. Pero mientras se teje una guerra con Kuwait, y Uday se cierne con un régimen mafioso que amenaza con destruirlos a todos, Latif se da cuenta que escapar de la guarida del diablo tendrá un alto precio.

LA PRODUCCIÓN

El doble del diablo, basada en el libro autobiográfico de Latif Yahia, no es una película concebida como un documental o como un biopic, a pesar de que Latif estuvo presente en el rodaje, tras el cual afirmó: “la tristeza que tenía antes desapareció. Mi historia iba a ser contada y fue una liberación”.

El doble del diablo está producida por los belgas Paul Breus y Chatherine Vandelenee y los alemanes Michael John Fedum y Emjay Rechsteiner, que consideraron a Lee Tamahori (Once Were Warriors), como la mejor opción para dirigir una historia tan brutalmente intransigente.

Dominic Cooper (Abraham Lincoln: Cazador de Vampiros , Mi Semana con Marilyn y El Capitán América, el Primer Vengador, Mamma Mia!), hace una interpretación, en la que tuvo que usar dos voces diferentes y crear dos aspectos físicos distintos ayudado por prótesis faciales. Según el director: “Dominic Cooper fue la elección perfecta, encontramos un actor joven, versátil, inteligente y con mucho talento”.

El doble del diablo, es una obra del realizador kiwi, Lee Tamahori. La historia está basada en la autobiografía de Latif Yahia, refugiado iraquí con tres libros publicados que sufrió en carne propia la tortura y secuestro del régimen de Saddam Hussein por una simple razón: su gran parecido físico con Uday Hussein, el hijo mayor del dictador.

Latif, un ex combatiente del conflicto armado entre Irán e Irak en los 80, es llamado un día a una junta. Entonces, es llevado al palacio de gobierno donde Uday le ofrece el “gran honor” de ser su doble para aparecer en ciertos actos públicos. Ante el rechazo, vienen las amenazas. Este hombre es amedrentado, torturado física y psicológicamente y forzado a llevar a cabo este papel. A cambio, podrá darse la vida que este semi príncipe tenía: autos costosos, mujeres, drogas, puros cubanos, parranda, poder, armas, una espectacular residencia y, por supuesto, la impunidad, prepotencia, intimidación natural que un personaje como estos provoca.

No hay comentarios:

Publicar un comentario