domingo, 8 de mayo de 2011

Las bellas durmientes y Loayza están en acción

Miércoles 4 de mayo. Exterior/noche. Son las 19:30 y la avenida Piraí luce tranquila y sin mucho movimiento vehicular. El clima otoñal invita a la gente que sale de sus oficinas a consumir algunas calorías en algunos de los restaurantes y quioscos de la zona. A dos cuadras del segundo anillo se encuentra el edificio Indacochea & Asociados (consorcio de abogados) en cuya fachada se han estacionado dos buses que se ven rodeados de cables, sogas, estructuras metálicas, escaleras y baúles.
Interior/noche. Un revoltijo de cables conduce a la sala principal del edificio donde se filma la secuencia 34 de Las bellas durmientes, el cuarto largometraje de ficción de Marcos Loayza (Cuestión de fe, Escrito en el agua, El corazón de Jesús), “una especie de policial, con un tratamiento de comedia realista”, según afirma el cineasta paceño, que escogió a Santa Cruz de la Sierra para rodar enteramente su nuevo proyecto “porque es la ciudad donde mejor se puede entender al país”.
La escena, que tiene como protagonistas a Luigi Antezana, Daniel Larrazábal, Andrea Aliaga y Gisely Hernández, se centra en la búsqueda de información del cabo Quispe (Antezana), que investiga las misteriosas muertes de varias modelos nacionales.
Alrededor de los cuatro actores hay una veintena de miembros del equipo técnico y de la productora (Alma Films), todos comandados por Loayza, que desde que llega no deja de moverse y se asegura de que las luces, sonido, fotografía, continuidad y todos lo demás esté en su sitio.
-“¿Conoce al señor Carlos Romero?” (Antezana). -“Sí lo conozco” (Aliaga) -“¿Me puede dar su número de celular?” (Larrazábal). -“¿Conoce también a Kathia Rodríguez?” (Antezana) -“No… sí, la conozco” (Hernández), reza parte del diálogo.
“Corte. Perfecto”, dice Loayza, y así concluye la filmación de la escena que tuvo dos planos, cada uno con cinco tomas. Luego de los registros de audio ambiente, el trabajo de la jornada finaliza con un aplauso general del equipo.
Exterior/noche. Todos los implementos son cargados a los buses, mientras los actores, el director y los demás integrantes de la producción se retiran a descansar pensando en la escena en que se trabajará al día siguiente.
Hasta la fecha se ha filmado en varias locaciones de la ciudad, como el restaurante Los Negros, la plaza 24 de Septiembre y el barrio Las Palmas. Para esta semana se tiene previsto rodar la escena de un desfile de modas en la Manzana Uno y en un lugar en interiores por definirse. Esta primera etapa concluye a fines de mes. La idea es estrenar la película antes de fin de año.
Las bellas durmientes es el primer trabajo de ficción que Loayza realiza en digital (utiliza una cámara D5 de última generación). Por el momento el presupuesto de la cinta ronda los $us 70.000, el cual seguramente se ampliará en la etapa de posproducción y en caso de que se realice el traspaso a 35 milímetros.

Ficha técnica

Título. Las bellas durmientes
País. Bolivia
Año. 2011
Director. Marcos Loayza
Productor. Santiago Loayza
Guion. Marcos Loayza
Fotografía. Gustavo Soto.
Sonido directo. Sergio Medina
Elenco. Luigi Antezana, Daniel Larrazábal, Fred Núñez, Paola Salinas, Andrea Aliaga, Elías Serrano, Carlos Rocabado, Julio Kempff, Gisely Hernández, Luis Pomarino, Carolina Azim y Andrea Irahola.
Sinopsis. En un mundo sin ley, donde ya no importan las víctimas ni los culpables, el humilde cabo Quispe lucha por descubrir la verdad sobre los crímenes cometidos a hermosas modelos. En su aturdida e ingenua investigación, Quispe arriesga su carrera enfrentándose con el sargento, su superior, que se apresura por cerrar el caso y que mantiene, como todos, un orden tan injusto como absurdo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario