miércoles, 29 de enero de 2014

Operación sombra: Jack Ryan

ARGUMENTO

Cuando una red terrorista mundial está a punto de activarse, el brillante analista de la CIA (Chris Pine) no tiene más remedio que entrar en acción. Sin embargo, cuando todos los que podrían impedir el inminente mega-desastre internacional tiene algo que perder o algo que ocultar, ¿en quién podrá confiar Ryan?

En el corazón invernal de Moscú, un oligarca ruso está a punto de desencadenar un sofisticado pero salvaje acto terrorista basado en las finanzas y que podría hacer caer a los Estados Unidos. Mientras tanto, en Wall Street, el agente secreto de la CIA Jack Ryan está a punto de que le encarguen su primera misión de campo, la cual le hará pasar instantáneamente y sin previo aviso de un trabajo burocrático a meterse tan de lleno en las sombras que ya no volverá a estar seguro de quién es un amigo y quién un mortífero enemigo. Lo único de lo que estará seguro es de que, en ese mundo donde todos los motivos son sospechosos, en donde abundan los secretos y las mentiras, cada peligrosa jugada que haga tendrá consecuencias a nivel mundial.

Jack Ryan mete al agente raso de la CIA de Clancy (el espía a regañadientes que entró en los anales de la cultura pop como el erudito que tiene que poner en práctica sus teorías antiterroristas) de lleno en el siglo XXI.

¿QUIÉN ES JACK RYAN?

Desde que Tom Clancy, el maestro de las novelas de espías, le presentó por primera vez en su intenso thriller submarino La caza del Octubre Rojo, y luego le hiciera frustrar en solitario un mortífero complot del IRA en Juegos de patriotas, Jack Ryan se ha convertido en sinónimo de una cierta clase de héroe vital y anónimo. Basta con mencionar a Ryan a algún fan de Clancy y el nombre conjura al instante una imagen de ingenio bajo presión, de un compromiso inflexible pero centrado frente a intrigas a nivel mundial, de un hombre muy humano enfrentándose a amenazas extraordinarias. En el mundo del espionaje, Ryan destacaba. Más bien desentrenado como espía, pero con un intelecto que iguala a su audacia, no se basa tanto en los artefactos o la fuerza como en su mente y su coraje, convirtiéndose en un valiosísimo activo del servicio de inteligencia norteamericano al ir siempre, y de manera esencial, un paso por delante de aquellos que podrían hacer daño a su país.

Con los 13 best-sellers de Jack Ryan escritos por Clancy y cuatro películas super taquilleras, Ryan pronto se infiltró en la esencia misma de la cultura pop, justo mientras la Guerra Fría se iba transformando en una época de espionaje más complicada. Pero a los realizadores de Jack Ryan les pareció que el entrañable y cada vez más relevante personaje no debería quedar relegado al pasado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario