miércoles, 29 de enero de 2014

El precio que algunos pagan por el éxito y la fama

El gran secreto (The words), marca el debut cinematográfico de los guionistas y directores Brian Klugman y Lee Sternthal. La cnta cuenta con la participación de Bradley Cooper, Jeremy Irons, Dennis Quaid y Zoe Saldana.

Esta es la historia: Después de haber sido rechazado por muchos editoriales, Rory Jansen (Bradley Cooper), un aspirante a escritor, tiene el mundo a sus pies, una hermosa mujer a su lado (Zoe Saldana) y el éxito de la publicación de su primer libro. Estando en la cumbre de su carrera, la vida le dará una nueva vuelta y Rory se encontrará con un anciano (Jeremy Irons), quien le contará una historia del pasado que se convierte en una revelación.

El gran secreto es una película inteligente y misteriosa, que incita a la reflexión y pone en tela de juicio a la creatividad, al plagio y al mundo de las ideas. En tono de drama, su trama explora el precio que algunos pagan por lograr el éxito y la fama.

SOBRE EL FILME

“Todo lo que podía ser inventado ya ha sido inventado”, son las palabras que dijo en 1899 Charles H. Duell, el comisionado de la oficina de patentes de Estados Unidos. Una cita que le va como anillo al dedo al thriller El gran secreto. Y es que la cinta aborda una temática de interés que ha tomado fuerza los últimos años: el plagio literario, la crisis creativa, la ambición, y el remordimiento.

La cinta nos embarca en un viaje desde el París de la posguerra hasta la Nueva York actual. Es una perspicaz y provocativa exploración del precio del éxito, y a su vez un intrincado mosaico de historias dentro de otras historias, con reflexiones y repercusiones que se encadenan de una a otra.

Algunas historias terminan al salir del cine. Otras se quedan con el espectador para convertirse en objeto de reflexiones, debates e incluso discusiones a lo largo de los días y semanas siguientes. Las grandes historias tienen tal poder, y el público no tardará en darse cuenta de que, aunque la película termine, las palabras permanecen.

ENCONTRANDO LAS PALABRAS

“Escribimos el primer borrador hace once años”, recuerda el guionista y director Brian Klugman. Él y su colaborador, Lee Sternthal, estaban “trabajando en otra cosa. Recuerdo que estábamos en un atasco, hablando de Hemingway y de que perdió algunas historias. Y eso abrió la caja de Pandora... ¿qué pasaría si alguien encontrara esas historias?”.

A partir de esa sugerente pregunta, Klugman y Sternthal empezaron a devanar una intrincada madeja de historias que se convertirían en El gran secreto. “El guión se escribió solo, no exagero”, explica Sternthal. “No lo habíamos planeado. No intentábamos ser ingeniosos. No nos sentamos y dijimos: “Esto es lo que vamos a hacer”. Se desarrolló de forma natural”.

Lo que se desarrolló fue la historia de un joven escritor en ciernes, Rory Jansen (Bradley Cooper) , que descubre una apasionante novela ambientada en París tras la Segunda Guerra Mundial. Se trata de un borrador de autor desconocido cuyas páginas plantean al ambicioso aunque bien intencionado Rory un dilema moral sin ambivalencias. Tal y como lo describe Zoë Saldana, que interpreta a Dora, la incondicional esposa de Rory: “Él en realidad no busca la fama; sólo quiere ser especial. Aunque eso suene triste o cínico, las cosas son así. En lo más profundo, todos queremos ser especiales por algo. Eso fue lo que me atrajo de la historia, la cruda realidad de alguien que quiere hacer algo grande, da igual lo que sea. Porque, ¿hay algo peor que Dios te haya dado entusiasmo y pasión por algo para lo que no tienes talento?”.

Casi sin ser consciente de ello, Rory transcribe el manuscrito, un acto más de devoción que de robo. “Me gusta la idea de que Rory quiera sentirlo salir de sus dedos”, explica la actriz Olivia Wilde. “Transcribe el libro porque quiere sentirlo fluir a través de él, como un músico tocando una canción de su compositor favorito. No es que quiera apropiarse de algo que no es suyo, sólo quiere experimentar qué se siente cuando fluye a través de él, y eso es algo muy intenso”.

Tras hacer pasar por suyo el libro y convertirse en un fenómeno literario, Rory se ve acosado por un personaje ambiguo, el anciano. Cuando al fin se conocen, la historia se despliega hacia delante y hacia atrás a medida que descubrimos la juventud del anciano en París, y el amor que le inspiró a escribir (y que luego le hizo perder) la historia que ahora Rory reivindica como suya. Mientras tanto, la historia da otro salto para revelarnos a otra figura igual de ambigua, la del aclamado novelista Clay Hammond. Hammond es, en realidad, el autor de la historia de Rory y del anciano, y la lectura pública de su nueva novela ante un público arrebatado enmarca la narración principal.

“Yo creo que toma la decisión más difícil”, opina Jeremy Irons, que interpreta al anciano, “pero seguramente la correcta. Si es una decisión ética... no sabría decirlo”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario