viernes, 12 de agosto de 2011

El festival de cine busca ampliar público

Tras una docena de versiones y su decaimiento, el XIII Festival Iberoamericano de Cine toma un nuevo impulso. Su meta es crecer de la mano del público, por eso las entradas costarán Bs 20 y Bs 25, según los horarios, y dos estudiantes ingresarán con un boleto.
Este dato que intenta conquistar el interés del público, lo anunció ayer Mariela Menacho, propietaria de las salas Bella Vista donde nació el evento y donde regresa este año, del 25 de agosto al 3 de septiembre. “No se conoce lo que no se aprecia”, dijo como un mensaje motivador para asistir y apreciar películas inusuales en la cartelera y seleccionadas por su nivel y el prestigio de sus realizadores.
Ayer, en la presentación, el presidente en ejercicio de la entidad organizadora, la Fundación para la Educación, Artes y Media (Fedam), Homero Carvalho, destacó que esta vez la competencia de historias e imágenes se medirá entre películas de Argentina (Sin retorno de Miguel Cohan, Por tu culpa de Ana Berneri, Revolución de Leandro Ipiña), Chile (Posmortem de Pablo Larraín, La vida de los peces de Matías Bise y La espera de Francisca Fuenzalida), México (Chico grande de Felipe Cazals y Atentado de Jorge Fons) y Venezuela (La hora cero de Diego Velasco y Días de poder de Román Chalbaud).
Este año el evento se hará con un presupuesto reducido, con relación a otros años, de $us 50 mil y el apoyo económico municipal, de la Gobernación, AeroSur y algunas empresas privadas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario