martes, 16 de agosto de 2011

“El documental es el género cinematográfico por excelencia”

Con la experiencia de haber producido más de 350 largometrajes, el francés Serge Lalou asegura que el documental es “el género cinematográfico por excelencia” porque es una herramienta perfecta para trasmitir cuestionamientos e invitar a la reflexión acerca de hechos reales.

“Lo más importante es que el documental pregunte cosas, lance cuestionamientos, no sólo respuestas, porque tiene que invitar a la reflexión”, dijo Lalou ayer, en una rueda de prensa en La Paz.

El cineasta francés, quien fue productor de los filmes Cordero de Dios, Calle Santa Fe y Entre Nous, llega a La Paz para dictar el Taller Internacional de Producción de Cine Documental a ocho cineastas latinoamericanos.

El objetivo del Taller es asesorar a los ocho documentalistas, cuatro bolivianos, en la producción de sus proyectos. Ellos fueron seleccionados mediante una convocatoria lanzada el año pasado para formar parte del curso que es auspiciado por la Cooperación Regional Andina de la Embajada de Francia, la Alianza Francesa de La Paz y la Cinemateca Boliviana.

“Son trabajos excelentes y tratan temas interesantes”, expresa Lalou, quien asegura que en el taller dará desde los elementos básicos para producir un documental hasta consejos para conseguir financiamiento. En cada proyecto evaluará la forma de escritura, la recreación, la técnica, entre otros recursos.

“No importa la variedad de temas, lo que interesa es el punto de vista que sale de una determinada temática y la manera de contar”, explica el experto, quien la próxima semana también ofrecerá un taller similar en su país natal.

La visión de la realidad

Lalou dice que la característica esencial del documental es que “ofrece un punto de vista acerca de la realidad”, por eso resalta que dentro de este género se han hecho grandes creaciones acerca de la humanidad.

Otra de las características de este género es que trata temáticas de denuncia. “Lo político es muy importante para el cine documental, pero hay un límite muy débil entre propaganda y documental porque si sólo ofreces un mensaje político ya no será cine”, asegura el francés.

Con respecto a las nuevas tendencias de este género, el especialista considera que hay una mezcla de recursos, técnicas y temáticas. Esa variedad provoca que no haya un mercado internacional definido en la producción de documentales.

En estos últimos diez años, el especialista destaca que la animación es un recurso que se está usando en la producción de documentales. Además, explica que para usar un testimonio en un documental se tiene que evaluar si la persona entrevistada es importante por quién es o por lo que dice.

La investigación documental y la escritura del guión son dos pasos cruciales en la producción de un documental porque de éstos depende la producción del producto final.

En cuanto a los temas, no hay una receta o una guía para elegirlos, todos los documentales usan como fuente la realidad porque lo más importante es la destreza de interpretar y cuestionar ese hecho a través de las imágenes.

Proyectos elegidos
Bolivia Los documentalistas y sus trabajos son: Con la noche adentro, de Sergio Estrada; Pequeña historia de todas las cosas, de Diego Mondaca; Teoponte, de Roberto Alem y Circo, de Ariel Soto.


Colombia María Luis, la falda de la montaña, de Amanda Sarmiento.


Ecuador Canciones para la hija de Darwin, de Pablo Mongrovejo.


Perú Cumbres de cal, de Carolina Denegri.


Venezuela La última diva, Rosana Matecki.

No hay comentarios:

Publicar un comentario