domingo, 3 de enero de 2016

Alfredo e Inin Zambrana/// El cine Astor, reconocido como patrimonio departamental

Este fin de semana el cine Astor reabrió las puertas de su renovada sala cinematográfica con lo último de la tecnología “XD”.

De acuerdo a los propietarios, será uno de los escenarios más modernos

del país, que combinará

la proyección de películas con la presentación de espectáculos teatrales y musicales.

“Ofreceremos uno de los mejores espacios de entretenimiento al público cochabambino: una nueva sala de proyección fílmica y que además pueda ser empleada para espectáculos teatrales”, afirman sus propietarios, Alfredo Zambrana Bernal e Inin Manzano de Zambrana.

Entre las “novedades”

que estos empresarios están planteando está la recuperación del clásico matinée doble, brindando la oportunidad de disfrutar de dos películas al costo de una, una modalidad a la cual los cochabambinos estaban acostumbrados.

Hace 51 años que el Cine Astor inició su actividad comercial en esta ciudad, ofreciendo esparcimiento y diversión a la población.

La familia Irmas, procedente de Estados Unidos, fue la primera propietaria. Al poco tiempo de inaugurar esta sala de cine dejó el país, heredando el negocio a Willian Bloch, quien por razones de logística vio por conveniente asociarse con la familia Zambrana.

Esta última estaría a la cabeza del negocio desde

hace un poco más de 25 años. Con el tiempo este espacio se consolidó como uno de los preferidos por

la población y llegó a ser

reconocido como uno de los más antiguos de esta ciudad y que aun mantenía la misión para la cual fue construido, “llevar al espectador propuestas culturales y de distracción”, enfatiza Alfredo Zambrana,

En la actualidad la familia Zambrana Manzano está esforzándose para devolver el sitial que siempre tuvo esta sala de cine en la ciudad.

“Cerramos las puertas por más de nueve meses, durante ese periodo se refaccionó completamente todo, desde el ecram (pantalla) de proyección, sonido dolby, computarización

de boletería. También

se disminuyó la capacidad de butacas, esto con la finalidad de ofrecer mayor comodidad a los espectadores, la creación de camarotes, arreglo de baños y otros”, dice Inin Manzano. La remodelación significó una fuerte inversión económica para esta pareja de empresarios.

Ahora, la familia Zambrana está apostando por recuperar y democratizar el ingreso a los cines, ya que

de un tiempo a esta parte algunos cines locales comenzaron a cobrar montos excesivos por las proyecciones de 3D y 2D.

“Nosotros queremos devolver algo, de lo mucho que los cochabambinos nos dieron y uno de esos esfuerzos es recuperar

espacios familiares.

“Nuestra meta es recuperar la asistencia a los cines los fines de semana y lo más importante ofrecer

películas a menor costo”, asegura Inin Manzano

de Zambrana.

En pocas semanas, el cine Astor estará proyectando filmes culturales, la mayoría de índole europeo; además de otros nacionales, que van en busca de la calidad de proyección.

Mientras tanto, este fin

de semana Cochabamba recupera esta sala de cine

y teatro, que tantas alegrías ha dado a sus habitantes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario