miércoles, 12 de diciembre de 2012

‘Ralph, el Demoledor’, entre las caricaturas y el videojuegos

La nueva película se basa tanto en la nostalgia de los juegos de arcade de los años 80, como en el hiperrealismo de los videojuegos modernos.

Ralph, el Demoledor fue creado por Rich Moore, un animador que se ha ocupado de varios episodios de Los Simpson.

(Ralph), es que es un personaje lleno de imperfecciones. Cree saberlo todo cuando no sabe nada, está muy seguro de sí mismo; siembra el desorden, comete errores, es egoísta.

Esta no es la primera vez que Disney se acerca a los videojuegos, pues en 2010 realizó la secuela de Tron. Y es que en lugar de adaptar videojuegos existentes, parece que Disney prefiere inventarlos.

“Queríamos representar distintos géneros de videojuegos, los que nos gustan y con los cuales pensamos que la gente podía identificarse”, explicó Rich Moore.

La historia narra las aventuras de Ralph, el villano de un juego pixeleado (como en los años 80), pero que está harto de ser el malo de la historia. Tras destruir un edificio que el gentil Félix repara, Ralph huye a otros videojuegos para intentar ganar una medalla de campeón y así recuperar un poco de amor propio.

Durante su viaje, Ralph visita mundos muy diferentes al suyo como el hiperrealista Heroes Duty, basado en el popular Call of Duty o el Sugar Rush, con un ambiente de inspiración japonesa; colorido e infantil pero que encierra una realidad más sombría.

ESTRENO EXITOSO

El filme, que cuenta en su versión original con las voces de John C. Reilly, Sarah Silverman y Jane Lynch, relata la historia de Ralph, un personaje de videojuego cansado de interpretar siempre el papel de villano que decide embarcarse en una aventura para demostrar que tiene las aptitudes para dar vida también al héroe.

Se trata del mejor estreno para Disney desde Enredados, que en 2010 ingresó cerca de 49 millones de dólares en su primer fin de semana de exhibición.

No hay comentarios:

Publicar un comentario