miércoles, 2 de diciembre de 2015

Un filme escrito, producido y dirigido por M. Night Shymalan: Los Huéspedes

Para la mayoría de las personas visitar la casa de los abuelos es llegar a un refugio donde reina la paz; incluso, es como un segundo hogar o al menos así parecía la visita que la niña Becca (interpretada por Olivia DeJonge) y su hermano Tyler (actuación de Ed Oxenbpuld) hicieron a casa de sus “nonos”, una residencia ubicada en una remota granja de Pensilvannia, Estados Unidos.

Escrita, producida y dirigida por M. Night Shymalan y por el productor Jason Blum, Los Huéspedes muestra una historia donde el terror se apodera del ambiente; sobre todo, después de que el reloj marca las 9:30 de la noche... En ese momento es cuando comienza la verdadera historia y aparece la tensión... Y más que eso, es justo a esa hora cuando aquellas figuras -los abuelos- a quienes consideramos como seres inofensivas y que está ahí para cuidarnos, se convierten en nuestros enemigos.

DETRÁS DE ‘LOS HUÉSPEDES’

Pese a ser un filme de bajo presupuesto -en comparación a sus anteriores trabajos como Después de la Tierra- Shyamalan tuvo que autofinanciar su película, porque explicó que de esa manera el proyecto llegaría al celuloide como él lo concibió y después lo plasmó en el papel.

El director explica que en este trabajo hace referencia al cine de Hitchcock, al apostar por la generación del miedo ante lo que no se ve, pero se da por hecho: “la película no es explícita, pero no por ello no deja de causar temor, creo que la manera en la que la filmamos ayudó mucho”, comenta el cineasta.

Cabe destacar que el estilo al que recurrió el director es conocido como “found footage” (técnica utilizada en El proyecto de la bruja de Blair), y esto se debió a que dicha técnica es ideal para provocar medio de una manera más aterradora y original.

El tema de la película es el miedo a envejecer, que es una variante del miedo a morir; sobre este punto, el director señala que la psicología detrás de este contexto responde a su búsqueda constante por obtener respuestas a los temores antes señalados; aclara que al final llega siempre a la misma conclusión: “nacemos con miedo a morir”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario