miércoles, 20 de mayo de 2015

Mad Max: Furia en el camino’, el cine en proyección: Algunos datos curiosos


Mad Max: Furia en el camino, es la última cinta de la saga de acción que nos ha mostrado sin censura la realidad de un mundo destruido por la escasez de recursos en medio de un enfrentamiento en carreteras y áridos desiertos de una especie humana enloquecida, Warner Bros hace un recuento de esta saga de culto del director australiano George Miller.

• George Miller debutó como director con esta película. Antes era un doctor de emergencias en su país natal Australia, y con su trabajo consiguió ahorrar 350 mil dólares con los cuales hizo la primera película de Mad Max, logrando recaudar 100 millones de dólares.

• George Miller tuvo la idea de hacer este filme al ver cómo se comportó la gente en Australia durante una época en que hubo restricciones de gasolina.

• Cuando Mel Gibson de 21 años acudió al casting del filme tenía moretones y heridas en la cara, ya que se había involucrado en una pelea de bar la noche anterior. El director consideró que esa apariencia desfigurada era perfecta para la película y le dio a Gibson el papel, descubriendo luego el primer día de rodaje que el rostro de Gibson era totalmente distinto al que tenía cuando se presentó al casting, ya sin inflamaciones y golpes.

• Mel Gibson se negó a usar un doble para las escenas peligrosas; las filmó él mismo.

• Cuando la primera película fue estrenada en Estados Unidos, todas las voces fueron dobladas por actores con acentos estadounidenses, porque pensaron que la audiencia americana no entendería el acento australiano contenido en la película.

• Debido al bajísimo presupuesto de la película, el propio director (George Miller) tuvo que utilizar su coche para una escena en la primera película que al terminar contó con 14 autos destruidos.

• La saga fue una de las fuentes de inspiración para los creadores de la saga de videojuegos Fallout.

• En la segunda película, la máscara de Humungus recuerda a Jason de Viernes 13 que se estrenó al año siguiente.

• En la primera película de Mad Max hubo cierto nivel de civilización, pero en la segunda no había nada más que caminos y vehículos destrozados.

• Los tráilers de la saga no mostraban a Mel Gibson debido a que era relativamente desconocido en los E.E.U.U., y en su lugar mostraban las persecuciones y las escenas de acción.

• La tercera parte de la saga fue nominada a los Globos de Oro el mismo año de su estreno.

• Esta película da nombre al “madmaxismo”, que es una actitud pesimista ante un posible futuro apocalíptico y que se ha hecho famosa en diferentes foros de Internet.

No hay comentarios:

Publicar un comentario