martes, 24 de julio de 2012

Murió Jorge Ruiz, padre del documental boliviano

Jorge Ruiz, reconocido cineasta y Premio Nacional de Cultura, falleció a los 88 años en la madrugada de hoy martes en la ciudad de Cochabamba por problemas de salud.

Hace tres días, el connotado documentalista fue internado en la Caja Nacional de Seguro Social en Cochabamba por una gripe y se preveía que hoy le dieran el alta respectivo. “Nos sorprendió todo lo que pasó porque no tenía un cuadro crítico sólo era una gripe”, informó a PáginaSIETE.bo Verónica Pierola de Ruiz, nieta de Jorge Ruiz.

La Gobernación de Cochabamba y varios gestores del ámbito cultural hicieron llegar sus condolencias a la familia del insigne artista boliviano. El velatorio se realiza en el salón Bethel, de la avenida Simón López, cerca de la plaza de Cala Cala, en la ciudad de Cochabamba y el entierro será mañana a las 11:00 en el Cementerio General.

La familia agradeció las muestras de apoyo de la ciudadanía boliviana, más aún cuando Guillermo Ruiz, hijo de Jorge y también cineasta, se encuentra en Ecuador filmando una película.

Entre los varios reconocimientos que recibió Jorge Ruiz se pueden destacar el Premio Nacional de Cultura 2001 y el grado de Doctor Honoris Causa de la Universidad Mayor de San Simón.

Ruiz es uno de los pilares de la cinematografía boliviana por sus obras que marcaron hitos en el cine boliviano y mundial.

Nacido en Sucre en 1924, Jorge Ruiz se inició en el cine cuando a los seis ingresó al cine Princesa en La Paz (que antes de cerrarse exhibía películas pornográficas) para ver "Africa habla". "Fue mi primera película y exactamente era un largometraje documental, realizada por un explorador americano. Cuando era adolescente creí que era interesante seguir esa escuela, la escuela documental, porque los largometrajes en Bolivia no tenían en esa época condiciones para seguir, la fecha no me acuerdo", dijo Ruiz en una entrevista concedida con humildad y sencillez el 2002.

En 1948 había filmado varios cortometrajes con temáticas agrícolas y de entretenimiento en ocho milímetros y uno de ellos fue presentado en un concurso de la municipalidad de La Paz, donde conoció a otro concursante, Augusto Roca, con quien forjó desde entonces una intima relación de amistad y trabajo.

"Con Augusto Roca comenzamos como aficionados trabajando en la empresa Bolivian Films, una distribuidora de películas propiedad del norteamericano Kenneth Watson, quien nos patrocinó y colaboró hasta elaborar la primera película sonora en Bolivia, que fue "Virgen india", en 1948, cinta de 15 minutos en blanco y negro cuya historia se trataba sobre La Virgen de Copacabana, exhibida en el cine Tesla de La Paz y tuvo con gran éxito en ese entonces por la devoción existente a la Virgen de Copacabana".

La primera película boliviana a color y la primera centrada en el boliviano indígena fue "Donde nació un imperio", que data de 1949, una producción de 20 minutos. Es a partir de esta obra que Ruiz es catalogado en Europa como el "padre del cine indigenista andino".

Ruiz, luego de incursionar en Bolivia Films Ltda., trabaja con Gonzalo Sánchez de Lozada en Telecine y Proinca. Fue director del instituto Cinematográfico Boliviano entre 1957 y 1960.

De 1962 a 1983 vive en Chile, Colombia, Guatemala, Ecuador y Nueva York donde realizó numerosos trabajos y fundó "Cine 70" en Perú. Tuvo varias realizaciones independientes con productores del exterior como la BBC de Londres la CBS y la NBC de Estados Unidos, la televisión española y la televisión de la república Federal de Alemania.

"No teníamos el apoyo del Estado ni de nadie todo lo hacíamos con nuestro propio esfuerzo. Filmar la imagen con la idea de un tema, revelar el material en blanco y negro, luego venía la etapa de la compaginación, sonorización y hasta llegar a su exhibición. Conseguimos un gran apoyo en organizaciones exteriores, pero la mala anécdota es que muchas producciones que las mandamos en formatos originales no las devolvieron y era una pena que nuestro público no pueda apreciar estas películas que son cinco o seis. Pero estamos empeñados en recuperarlas", señaló Ruiz.

En 1953 filma "Vuelve Sebastiana", una película inscrita en el género docuficción que fue galardona en diversos países por su temática indigenista y recibió el Premio Kanthuta de Oro en el Concurso Cinematográfico de la Alcaldía de La Paz en 1955, el primer premio en la categoría de filmes folklóricos y etnográficos en el Festival de Montevideo, Uruguay en 1956, la mención especial en el Festival de Santa Marghertta en Italia en 1958, la medalla de plata en la sección de premio especiales en el Festival de Cine Documental de Bilbao, España, y en 1963 la Mención especial en el Festival de San Francisco en Estados Unidos.

El documentalista inglés John Grierson, fundador del famoso National Film Board de Canadá conoció a Jorge Ruiz y su obra en una visita de diez días a Bolivia en 1958. Al término de ella dijo del director boliviano que, en su concepto, era "uno de los seis documentalistas más importantes del mundo".

No hay comentarios:

Publicar un comentario