domingo, 22 de julio de 2012

El drama de las víctimas del tiroteo de Denver

La investigación del tiroteo ocurrido en la madrugada del jueves al viernes en un cine en las cercanías de Denver (Colorado, Estados Unidos) empieza a arrojar datos sobre algunas de las 12 víctimas mortales, tal y como ha informado la CNN.

Salvó a su novia, celebraba su cumpleaños y la víctima más joven. Matt McQuinn, un joven de unos 25 años, se abalanzó sobre su novia, que sobrevivió. Y al protegerla falleció en una de las rondas de disparos que descerrajó el atacante, pertrechado con un equipo más propio de las fuerzas especiales.

Alex Sullivan celebraba su 27 cumpleaños aquella noche y decidió hacerlo asistiendo al estreno de la película, que comenzaba a medianoche. Ayer, Sullivan hubiera cumplido su primer aniversario de boda. Se pudo ver a su padre con una foto suya a las puertas del cine, intentando encontrar a su hijo con vida.

Verónica Moser, de seis años, ha resultado ser la víctima más joven de la masacre. La pequeña estaba en el cine de Aurora con su madre, Ashley, de 25 años, que sufre heridas de bala en cuello y abdomen y permanece paralizada en estado grave, según ha indicado el canal de televisión NBC.

El tirador es un enfermo. La Policía de Denver (Colorado) identificó al autor de los disparos en un cine del barrio de Aurora como James Holmes, un hombre blanco de 24 años nacido en el Estado de Tennessee. La Universidad de Denver confirmaría horas después que el joven había sido estudiante de doctorado en su departamento de Neurociencia desde junio de 2011 y que abandonó el programa este año.

Las autoridades definen a Holmes, que se identificó como Joker, el enemigo de Batman, como un enfermo. "Tenemos bastante información, se trata claramente de un individuo trastornado", adelantó el comisario de Policía de Nueva York Ray Kelley. El gobernador del Estado de Colorado describió los hechos como "la actuación de un perturbado" y calificó al responsable de "una aberración de la naturaleza".

Desactivan las trampas explosivas. Los agentes especiales y artificieros han conseguido eliminar "las principales amenazas" en el apartamento del sospechoso de asesinar a por lo menos 12 personas en un cine cercano a Denver, Colorado (EEUU), después de que tendiera una compleja "trampa explosiva" que poco a poco van desarticulando.

Los investigadores aún se preguntan cómo este joven pudo conseguir el conocimiento y habilidad para instalar tan sofisticados explosivos, que podrían incluir productos químicos para intensificar el alcance de los daños y decenas de explosivos y proyectiles.

Los artificieros realizaron una detonación controlada para desactivar una de las trampas con cables.

No hay comentarios:

Publicar un comentario