martes, 24 de julio de 2012

El asesino de Denver es un joven tímido y muy inteligente

James Holmes responde al típico estereotipo del “nerd”, es decir del estudiante aplicado, tímido, nervioso e inteligente. Incapaz, en apariencia, de cometer una masacre como la del viernes 20 de julio en un cine de Denver, Colorado.

Así se muestra y así describen especialistas que vieron al presunto asesino de 12 personas en el video de una feria científica, en la que participó en 2006 en su colegio de San Diego, California.

En aquel entonces James tenía 18 años y nada parecía indicar que un día iba a convertir el estreno del desenlace de la trilogía de Batman (The Dark Knight rises) en una tragedia que hoy conmueve a los estadounidenses y abre por enésima vez el debate sobre el constitucional derecho a portar armas de fuego.



El video en cuestión, obtenido en exclusiva por ABC News, muestra a un chico introvertido, a quien le cuesta hablar ante el público, pero a la vez a un joven que demuestra su gran inteligencia al explicar su estudio.



Durante el verano de 2006, Holmes asistió a un campamento de ciencias en San Diego y en el video se le puede ver hablando de su investigación sobre las ilusiones temporales y el cruce entre fantasía y realidad.



“A lo largo del verano he estado trabajando con una ilusión temporal. Es una ilusión que te permite cambiar el pasado”, se le escucha decir en la grabación.



Un “adolescente normal”

Según diversos informes de la prensa estadounidense, matizados con opiniones de psicólogos y otros especialistas, Holmes vivió la vida de un adolescente normal, incluso con grandes perspectivas debido a su especial interés por la ciencia.

De hecho, durante la charla que muestra el video una persona le presenta de la siguiente manera: “Su meta es convertirse en un investigador y hacer descubrimientos científicos. En su vida personal le gusta jugar al fútbol (soccer) y los juegos de estrategia, y su sueño es tener una máquina Slurpee (para hacer raspadillos)”.

Como se sabe ahora, también es un gran aficionado a los cómics, especialmente Batman y la serie Watchmen, de Alan Moore.

“Jimmy Holmes idolatraba a Roscharch, el oscuro personaje de Watchmen que ejerce como vigilante y que no duda en utilizar la violencia, a veces excesiva, para imponer la ley y el orden en la ciudad”, explicó a ABC News la periodista Val Michel, abriendo un nuevo frente de análisis: la violencia en la cultura masiva.

El cómic a debate
Prensa Los medios de comunicación iniciaron un debate sobre la influencia violenta de ciertos contenidos de ficción en los cómics, el cine y los populares videojuegos.


Código Sociólogos, como el experto canadiense Matt R ideau, proponen recuperar el sello de censura Approved by the Comic Code Authority.


Familia Asociaciones de padres de todo EEUU sostienen que es preciso revisar el contenido de los productos destinados a niños y jóvenes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario