miércoles, 20 de junio de 2012

La producción de ‘Prometeo’ Primera película de Scott rodada en 3D

Prometeo es la primera película del galardonado director Ridley Scott rodada digitalmente y en 3D, formato cuyos desafíos técnicos y oportunidades estéticas ha asumido plenamente el realizador. Scott y y el productor Wolski utilizaron la tecnología para reforzar la acción y las emociones en los espacios reducidos, así como para proporcionar una perspectiva épica.

En su regreso a un género que contribuyó a definir, Ridley Scott continúa ampliando fronteras dentro de la narración cinematográfica, tanto visual como temáticamente. Como él mismo advierte, a Scott le interesa el “todo”: desde la estructura del filme, al casting, desde el decorado y el vestuario a las nuevas formas de contar una historia. Asimismo, mientras este célebre director te proporciona un susto de muerte, nunca pierde de vista el concepto de Cine, con mayúsculas. Ver Prometeo”, concluye Scott, “resultará una experiencia absolutamente sorprendente”.

FILMANDO ‘LO VERDADERO’

Aunque Ridley Scott hace tiempo que utiliza los “nuevos trucos” disponibles en el ámbito de la realización cinematográfica, como las imágenes generadas por ordenador, también es famoso por su fe en filmar lo que él denomina “lo verdadero”, es decir, rodar en sets absolutamente realistas. De hecho, dado que muchas de las actuales películas de género épico dependen enormemente de las imágenes digitales, Prometeo es toda una rareza: presenta un gigantesco mundo de ciencia ficción en el que la mayor parte de los sets, objetos de atrezo y acrobacias de especialistas son de verdad. Esto proporciona una impresionante y tangible sensación de realidad, donde se suceden sets cada vez más impactantes. Como uno de los miembros del equipo de producción dijo: “Ridley construyó el patio de recreo alienígena más grande del mundo”.

La producción se llevó a cabo en cinco escenarios de los estudios Pinewood, en Reino Unido, incluyendo el famoso “escenario 007” (uno de los mayores platós de Europa, con una superficie de, aproximadamente, 5.000 metros cuadrados). Ajustándose al limitado espacio de los estudios, los realizadores tuvieron que construir más de 16 sets en cinco escenarios, así como aumentar el tamaño del escenario 007 al menos en un tercio. La fotografía principal empezó en agosto de 2010, aunque el trabajo preliminar había comenzado mucho antes.

No solo se diseñó las naves y vehículos espaciales sino también el paisaje del planeta hasta el que viaja la expedición y las estructuras y la nave que descubren allí.

El puente de la nave Prometeo es un set formado por dos niveles, donde destaca la extraordinaria atención al detalle y la deslumbrante tecnología, incluyendo una gigantesca y envolvente pantalla de brillante cristal facetado en la parte frontal de la estructura. Probablemente el set más elaborado del Prometeo es el alojamiento de Vickers, que se asemeja más a un lujoso apartamento de la Quinta Avenida que al camarote de un vehículo interestelar. El espacio resplandece con mobiliario de diseño, tanto antiguo como moderno -incluyendo un piano Fazoili y candelabros Swarovski-, y también es una instalación sanitaria de avanzada tecnología que incorpora una unidad médica robotizada (Med-pod) capaz de tratar cualquier necesidad médica..., incluso una emergencia quirúrgica. Los translucidos robots que conforman esta unidad médica en forma de urna protagonizan una de las secuencias más determinantes del filme, mezclando acción, terror y susto de una manera que nunca antes se había visto en el cine.

Otros sets de interior incluidos en el Prometeo son: un laboratorio, donde la tripulación lleva a analizar sus descubrimientos; la sala preparatoria, donde la tripulación se enfunda la vestimenta que necesita para desarrollar su cometido; los receptáculos de híper-sueño, donde David monitoriza a los miembros del equipo a lo largo de los dos años que dura su viaje a otro planeta; el comedor, con una sorprendente gama de elementos de alta tecnología; y los alojamientos de los miembros de la tripulación.

Entre los épicos escenarios que se realizó para representar al planeta extraterrestre se halla la Pirámide, que en su interior contiene el Juggernaut, similar a la nave en forma de media luna que vimos estrellada en Alien, el octavo pasajero. Utilizando una serie de estancias, galerías y túneles que conectan entre sí las salas más amplias, y tras su perfeccionamiento en posproducción, el espacio resultó tan grande como el edificio del Empire State. Era tan enorme que algunos miembros de la tripulación se desorientaban por completo.

EL ARGUMENTO

Un grupo de científicos y exploradores emprenden un viaje a un remoto planeta, donde sus límites físicos y mentales serán puestos a prueba. Allí encontrarán la respuesta a las preguntas más profundas y al mayor de los misterios: el origen de la vida en la Tierra.

No hay comentarios:

Publicar un comentario