miércoles, 10 de noviembre de 2010

Película boliviana abre el debate sobre clasificación de los filmes

Clasificación: Hay tres categorías: para mayores de edad (18 años), permitida para mayores de 14 y apta para todo público.

Algunos espectadores se levantaron de sus asientos y se fueron antes de que terminara la proyección. Otros, una docena —cuenta Adán Sarabia—, quedaron conmovidos, pues vivieron en carne propia el abuso sexual en su familia y le escribieron al joven director para contarle sus experiencias.

Lo cierto es que El juego de la araña y la mariposa, desde que se estrenó, el 7 de octubre en la Cinemateca, no deja indiferentes a los espectadores. Clasificado como “para mayores de 14 años estrictos”, el filme abre un debate sobre la actual clasificación de las producciones cinematográficas en Bolivia.

En 1984 existía un Departamento de Espectáculos, en la Alcaldía paceña. Cinco personas debían ver los filmes de los entonces 30 cines que funcionaban, presentar informes y clasificarlos para qué edades eran recomendados.

En Bolivia está vigente una Ley del Cine, según la cual toda película debe registrarse y ser calificada. El Consejo Nacional del Cine (Conacine) está llamado a formar la Junta Nacional de Calificación cinematográfica, que no existe.

Desde entonces hay una clasificación desfasada con los cambios, pues sigue manteniendo los 21 años como mayoría de edad, cuando ésta ya se adquiere a los 18. Por tanto, la de “mayores de 18 años” es la que se usa. Una tercera es “apta para mayores de 14 años” y finalmente, “para todo público”.

Actualmente, “por cuestiones de austeridad, la unidad de espectáculos públicos se convirtió en una persona”, cuenta Waldo Lizón, el encargado. “Trabajamos en coordinación con el Conacine”, dice desde la Unidad de Espectáculos y Fomento a las Actividades Artísticas de la Oficialía Mayor de Culturas.

“Tenemos (con el Conacine) un nuevo reglamento que ojalá lo aprueben, modificando un poco las edades para la clasificación de películas”, explica. “Hemos propuesto los 18 años como mayoría de edad, luego tendría que implementarse los 16 años, así como los 13 años (para filmes que requieren orientación por contener elementos de violencia o erotismo, no apropiados para verlos sin supervisión) y para todo público (que no necesariamente son infantiles).

Debido a este desfase, por ejemplo, en el filme boliviano El juego de la araña y la mariposa, de Adán Sarabia y Jorge Ortiz, se optó por un “para mayores de 14 años estrictos”.

“Le pusimos 14 años estrictos”

“En consulta con el Conacine, con los exhibidores, hemos dividido la categoría mayores de 14 años: en 14 preventivos, que quiere decir que pueden ver la película en compañía de adultos, y 14 estrictos. Yo hubiera preferido poner 16 años (para El juego de la araña y la mariposa), pero como no existe esa categoría en la ley, le hemos puesto 14 estrictos. Y como 18 años es la calificación más fuerte, ponerle ésta a la de Ortiz sería un crimen”, explica Lizón sobre el polémico filme de Adán Sarabia y Jorge Ortiz.

Lizón lleva 27 años clasificando las películas y espectáculos. “Se habilitó los 18 años como mayoría de edad con fines electorales; se supone que a esa edad ya se tiene un criterio formado. No estoy de acuerdo, pero las leyes son así. También, hay niños que se pueden aburrir con una película para todo público”, cuenta con miras al cambio en la clasificación.

No hay comentarios:

Publicar un comentario