jueves, 18 de noviembre de 2010

“El cine latino es como el vino: depende de la cosecha y el año”

El Festival de Cine Europeo ha preparado para el 23 y 24 de noviembre un taller de dirección que será dictado por el reconocido realizador de cine español que además presentará sus filmes “Anita no pierde el tren” y “Caricias”. En un contacto telefónico, el cineasta comparte su visión sobre la producción audiovisual en la actualidad, el cine latinoamericano y aconseja a los que se inician.


— ¿Qué caracteriza a las cintas que presentará en el festival?
— Son películas que, en distintos tonos, hablan de lo mismo; que es de lo que habla mi cine. Yo hablo mucho de amor, de la necesidad del otro, de amistad, de la formulación de la misma como base de una familia no convencional y de la muerte. Esos son los temas que trato en las películas, sean comedias o dramas.
— La producción audiovisual se ha multiplicado, en todos los formatos, en los últimos años. ¿Cómo pondera este suceso?
— Pues como algo bueno, ya que la gente necesita expresarse. Los que hacemos cine, al fin y al cabo, contamos historias con imágenes. La gente con necesidad de expresarse lo hace con filmes, ya que es la manera más común de comunicarse en el siglo XXI: con imágenes. Me parece muy bonito, muy plural y muy diverso.
— ¿Ha notado que haya algún cambio en el cine actual?
— Las cosas van evolucionando pero, para mí, el cine sigue siendo una forma de contar historias. Cuanto mejor sea la historia, mejor la película. Evidente, ha habido cambios... el cine es muy ancho. Tendríamos que hablar del cine europeo, del cine americano… y cada uno responde a un momento social distinto y a una tradición cultural distinta. Lo importante es que las personas tengan su verdad y que la muestren de acuerdo a sí mismas, su cultura e idioma.
— ¿Vio algo de cine boliviano?
— No lo conozco. He visto muchas películas latinoamericanas, pero no recuerdo una boliviana.
— ¿Cómo ve al cine latinoamericano de la actualidad?
— El cine es como el vino: depende de la cosecha y el año. Y ustedes tienen un continente muy grande. En unos momentos determinados veis películas mexicanas que son tremendamente apasionantes y en otro películas argentinas. Ahora los países pequeños, en cuanto a producciones, están sacando muy buenas cosas, como Gigante, de Uruguay, o La nana, de Chile. He visto cosas interesantes de Perú. Depende. Más que los países, me gustan los autores y más que los autores, me gustan las obras concretas. Como nadie es un genio, todos tenemos películas excelentes y otras que no lo son tanto. Me gusta la gente y seguir el concepto que tiene.
— ¿Qué aconsejaría a los que comienzan a trabajar en cine?
— Que sean ellos mismos. Que si no tienen nada personal que contar, que hagan otra cosa, como fotografía, sonido. El director se juega la vida con cada película y la gente te reconoce y debes lograr que te reconozcan a ti mismo. Si tú no tienes algo que aportar de verdad, haz otras cosas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario