miércoles, 18 de febrero de 2015

Del aclamado director Clint Eastwood: Francotirador

ARGUMENTO El marine del grupo de operaciones especiales de la Marina de Estados Unidos, Chris Kyle, es enviado a Irak con una sola misión: proteger a sus compañeros de ejército. Su precisión milimétrica salva incontables vidas en el campo de batalla y, a medida que se extienden sus valientes hazañas, se gana el apodo de “Leyenda”. Sin embargo, su reputación también crece detrás de las líneas enemigas, de manera que ponen precio a su cabeza y se convierte en objetivo prioritario de los insurgentes. También se está enfrentando a otra batalla en casa: ser un buen marido y padre desde el otro lado del mundo. A pesar del peligro, y del precio que, debido a su actividad, tiene que pagar su familia en su país, Chris sirve durante cuatro angustiosas misiones en Irak, personificando el emblema del credo de los SEAL: “no dejar a ningún hombre atrás”. Pero al volver a su casa,con su mujer, Taya Renae Kyle (Siena Miller) y con sus hijos, Chris descubre que lo que no puede dejar atrás es la guerra. LA PRODUCCIÓN Por estadística, Chris Kyle podría haber sido uno de los millones de veteranos de guerra. Se alzó como uno de los francotiradores más letales de la guerra de Irak de toda la historia del ejército estadounidense, pero los directores de Francotirador se dieron cuenta de que también era muy importante, o incluso más, indagar en la vida de este famoso personaje. Clint Eastwood, director/productor del largometraje, comenta: “Ya he trabajado con historias de guerra, pero esta ha sido especialmente emocionante porque combina hazañas de Chris en la guerra con aspectos personales de su vida privada, lo que la hace incluso más interesante, ya que muestra lo que la guerra es capaz de provocar en una persona, pero también la presión que siente su familia. Es importante recordar lo que una persona se juega cuando va a la guerra y también hay que reconocer lo mucho que está sacrificando, y creo que todo eso hace que esta historia sea tan importante”. Bradley Cooper, protagonista y productor de la película, añade: “En cierto modo, es una historia universal que narra por lo que tienen que pasar muchos veteranos: ese desequilibrio emocional que supone estar en la guerra para después volver a casa y llevar una vida ‘normal’”. Me pareció muy emotivo y me gustó que no tratara solo sobre la guerra, sino que también se centrara en el estudio del personaje. Además, si te fijas en otras películas de Clint Eastwood, como Sin perdón, Gran Torino o Cartas desde Iwo Jima, todas ellas presentan profundos estudios del personaje, aunque la situación sea distinta, y por eso creo que es el director adecuado para contar esta historia de una forma natural y auténtica”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario