miércoles, 19 de junio de 2013

Historias normales y extraordinarias, dulces e irónicas: Manual de Amor

Basada en una idea original de Vincenzo Cerami, el director Giovanni Veronesi aborda el misterioso mundo de las relaciones amorosas en sus diferentes expresiones. Manual de Amor sirve de homenaje a Scola y Risi, los grandes directores de la comedia italiana. El filme ha logrado doce nominaciones a los David de Donatello (los Goya italianos).

SINOPSIS

Tres nuevos capítulos del Manual de Amor de Giovanni Veronesi, que, en esta ocasión, centra su objetivo en las distintas edades del amor… “Juventud” cuenta la historia de un abogado joven y ambicioso que está a punto de casarse con Sara, y su arrollador encuentro con la bella, provocativa y misteriosa Micol, con la que descubrirá una realidad fuera del tiempo, suspendida entre personajes extravagantes y tentaciones irresistibles. “Madurez”: Fabio, un prestigioso presentador de televisión, marido fiel desde hace veinticinco años, se ve arrastrado por un encuentro imprevisto y fatal. La intrigante Eliana no es quien dice ser. Un simple capricho se convertirá para él en una aventura tragicómica: ¡no será nada fácil librarse de ella! “Más Allá”: Adrian es un profesor norteamericano de historia del arte que, desde hace unos años, después de haberse divorciado de su mujer, decide vivir en Roma, una ciudad que siempre le ha gustado. Reservado y solitario, se trata con pocas personas, entre las cuales se cuenta Augusto, el portero del edificio en el que vive. Quizá es el único al que le ha revelado su secreto: siete años antes sufrió una intervención muy delicada de trasplante de corazón. El fulminante encuentro con la hija de Augusto, Viola, alterará su tranquila existencia… El hilo conductor de las peripecias amorosas de los protagonistas es un personaje emblemático: el taxista Cupido.

SOBRE EL FILME

Una de esas agradables y amables comedias italianas que nos provocan una sonrisa, mientras la vemos, y que luego olvidamos rápidamente. Su director, Giovanni Veronesi, vuelve a utilizar el formato de episodios, una vieja fórmula en la que los grandes de la comedia italiana eran expertos, y que tan buenos resultados le dio en las dos partes anteriores de la trilogía.

En esta ocasión, la excusa son las edades del amor, representadas por tres parejas, y el nexo entre ellas un Cupido metido a taxista que lanza sus flechas para indicarnos el comienzo de cada capítulo y hacer la conclusión final.

No hay comentarios:

Publicar un comentario