viernes, 14 de junio de 2013

Córdova debuta con éxito con Érase una vez en Bolivia



Patrick Córdova tuvo que vender su automóvil para poder filmar una película que transcurre en las carreteras bolivianas. Sin mucho tiempo y sin mucho dinero, logró concluir Érase una vez en Bolivia, en un trabajo que le demoró dos años.
Finalmente la película fue estrenada en abril en el London Independent Film Festival, donde ganó el premio a la mejor película internacional; en el Indiefest de California (EEUU) obtuvo un premio al mérito, y también se exhibió en el Festival de Cine de Seattle del país del norte, nada mal para una película que costó solamente $us 6.500.

La travesía
“Érase una ven en Bolivia tardó en finalizarse más que todo por el proceso de edición, en el que soy muy cuidadoso y detallista”, explicó Patrick, que nació en Bolivia pero se crió en Inglaterra, de donde es su padre; su madre es la tarijeña Rosmery Córdova.
El proyecto inicial tenía a Marruecos como escenario, pero la falta de un presupuesto obligó a Córdova a traer todo el proyecto a Bolivia, aunque “todo” signifique un boceto del guion y a su director de fotografía, el inglés Daniel Landau.
Del guion, dijo Córdova, solo tenía el inicio y el final claros, ya fue en el país, al conocer a los actores que protagonizarían el filme, Luis Caballero y Miguel Ángel Mamani, ambos con poca experiencia en el cine, que pudo desarrollarlo plenamente, de acuerdo con la personalidad de ambos actores.
“Todo se hizo en tres meses, llegué, contacté a los actores, ensayamos y filmamos”, indicó Córdova y agregó que el proceso de filmación duró 15 días, de los cuales seis de ellos fueron para viajar a los escenarios y nueve para realizar la película. “Fue un trabajo inmenso”, recalcó el cineasta.
La huida, un conflicto
La historia narra la tensa relación entre dos hermanastros que viajan en auto desde La Paz hasta la frontera con Chile. En medio, en Bolivia se desata la ‘guerra del gas’, en 2003.
“Ese es solo el contexto, no es una película política, no trato de dar mi opinión sobre este problema”, resaltó Patrick, “lo que importa en la historia es lo que le sucede a los protagonistas”.
Lo que se ve en pantalla costó $us 2.000. $us 4.500 fueron para pasajes, alimentación, alojamiento y para el pago a los actores. “Es una película boliviana en todo sentido”, finalizó Córdova. Los conocidos Reynaldo Yujra y Raúl Beltrán también aportaron su experiencia actoral en el proyecto


Tips

Trabajos Anteriores
Se graduó en Cine en la London Film School. Patrick hizo pequeños trabajos en la serie Band of brothers de HBO y también en la película Spider, de David Cronenberg.

Productoras
Cine Artesanal-Project 13 Films, de Córdova, y Pucará Films, de Paola Gosálvez, produjeron el filme realizado en formato digital con una cámara Canon 5D Mark II.

No hay comentarios:

Publicar un comentario