jueves, 9 de mayo de 2013

‘Ágora’, el cine en proyección Un drama histórico en el cine

Ágora es el título de una película española dirigida por Alejandro Amenábar (quinta película en su carrera) y la segunda rodada íntegramente en inglés después de Los Otros, es un drama histórico que se desarrolla en la ciudad de Alejandría, Egipto, a partir del año 391 d.C. La protagonista, interpretada por Rachel Weisz, es la matemática, filósofa y astrónoma Hipatia de Alejandría, que fue asesinada, descuartizada e incinerada por los seguidores del obispo y Santo cristiano copto Cirilo de Alejandría en el año 415 d.C.

La película ganó siete Premios Goya, incluyendo al mejor guion original para Alejandro Amenábar y Mateo Gil, lo que la convirtió en la segunda película más premiada de la XXIV edición de los Premios Goya de la academia de cine español.

SINOPSIS

Siglo IV. Egipto bajo el Imperio Romano. Las violentas revueltas religiosas en las calles de Alejandría alcanzan a su legendaria Biblioteca. Atrapada tras sus muros, la brillante astrónoma Hipatia lucha por salvar la sabiduría del Mundo Antiguo con la ayuda de sus discípulos. Entre ellos, los dos hombres que se disputan su corazón: Orestes y el joven esclavo Davo, que se debate entre el amor que le profesa en secreto y la libertad que podría alcanzar uniéndose al imparable ascenso de los cristianos.

Ágora es la quinta película de Alejandro Amenábar tras el reconocimiento internacional de Mar Adentro (Oscar a la Mejor Película Extranjera en 2005) y su segunda producción rodada en inglés después de Los Otros.

Protagonizada por Rachel Weisz (Óscar por El jardinero fiel), Ágora cuenta con un sólido elenco en el que figuran actores como el joven Max Minghella (Syriana), Oscar Isaac (Red de Mentiras), Rupert Evans (Hellboy), Ashraf Barhom (The Kingdom), Sami Samir (Natividad) y el veterano actor francés Michael Lonsdale (Munich). Alejandro Amenábar firma el guión junto a Mateo Gil cuya producción ejecutiva corre a cargo de Fernando Bovaira.

UN CAPÍTULO DE LA HISTORIA INÉDITO EN EL CINE

“Perdidos entre libros de historia y astronomía durante estos tres años, Fernando Bovaira, Mateo Gil y yo hemos acabado atrapados en el Egipto de hace 1.700 años. Es sorprendente comprobar cómo un mundo tan legendario: la Biblioteca de Alejandría, la Vía Canópica, el Faro… parece haber sido condenado al olvido, sobre todo por el cine”.

Después del Oscar por Mar adentro, Alejandro Amenábar invita al espectador a que “sienta y huela una civilización remota como su propia realidad”. Ágora es un viaje insólito al Egipto de hace dos milenios, a la mítica ciudad de Alejandría y a la dramática destrucción de su Biblioteca. Inspirándose en hechos reales nunca antes llevados al cine, el cineasta ofrece en su quinta película un espectáculo a gran escala de contundente energía.

La mirada del cineasta recoge la aventura individual de los alejandrinos, sus placeres y pasiones, en un periodo de grandes turbulencias. En las calles de la ciudad hay una revolución en marcha, alimentada por el declive de la civilización grecorromana y el vigoroso avance del cristianismo. Símbolo de tolerancia y convivencia entre culturas, Alejandría parece inmersa en las convulsiones previas a un cambio de orden.

“Todo comenzó interesándonos por la Teoría de la Relatividad como hobby”, recuerda el director. “Queríamos saber más sobre conceptos tan relacionados con el cine como el tiempo y el espacio. Esa curiosidad inicial se convirtió en una ventana que posteriormente se abrió a otras muchas cosas”.

Según recuerda Mateo Gil: “Llegamos a la historia de Hipatia documentándonos para un proyecto más amplio, protagonizado por varios personajes que habían sido capaces de pasar por encima de sus circunstancias y del momento histórico que les había tocado vivir, mirando a las estrellas y preguntándose quiénes somos, dónde estamos y qué sentido tiene todo esto. Descubrimos que Hipatia, su historia y su entorno social -la Alejandría de su época-, resumían el proyecto en su totalidad”.

Alejandro Amenábar y Mateo Gil investigaron a fondo la biografía y el periodo histórico de Hipatia. En un principio quedaron sorprendidos por el desconocimiento actual que rodea su figura. A medida que profundizaban en el personaje confirmaron la vigencia de su carácter: una mujer a contracorriente que defiende los valores en los que cree, poniendo en riesgo su vida si es necesario. Las circunstancias en las que murió Hipatia son tan extraordinarias como el resto de su biografía. El clima de violencia y enfrentamiento que vivía Alejandría y la postura de Hipatia ante la debacle sociopolítica la han convertido en un mito con el que, sin duda, se sentirán identificados los espectadores contemporáneos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario