miércoles, 29 de marzo de 2017

Adolescentes abiertos a una experiencia: Mátame por favor

LA HISTORIA

Barra de Tijuca, zona oeste en Río de Janeiro. Una ola de asesinatos invade la zona. Lo que comienza como una curiosidad mórbida lentamente se apodera de los jóvenes, entre ellos Bia (15 años). Después de un encuentro con la muerte, ella hará todo para asegurarse que está viva.

Al mismo tiempo, su hermano João intenta entrar en contacto con una chica por quien se dice enamorado. Pero, ella no responde a sus mensajes de texto y nunca está online. Ella desapareció de su mundo virtual. ¿Habrá muerto? ¿Será que también fue asesinada por el serial killer? ¿O a penas lo bloqueó de sus redes sociales?

SOBRE EL FILME

Mátame por favor es un filme sórdido que evoca por momentos a una atmósfera slasher. Son pues los personajes enteramente conformados por adolescentes en pleno despertar sexual en instantes en que se está gestando una ola de homicidios. La ópera prima de la directora brasilera Anita Rocha da Silveira hace coincidir los tópicos del sexo y la muerte a fin de crear una convivencia que se verá reflejada en la rutina de su protagonista principal.

En Mátame por favor no hay padres. Al igual que en los slasher, de pronto la presencia de la autoridad está ausente. Son los adolescentes mismos quienes se las ingenian para enfrentar sus miedos o aprender sobre lo que no conocen. Caso en la película de Rocha da Silveira, es la fijación distorsionada del descubrimiento sexual. El sexo y la muerte simpatizan en base a un efecto coyuntural. Esto puede ser asimilado por el espectador como crítica social o simple testimonio de un comportamiento sexual desalineado a una perspectiva conservadora. Son el grupo de adolescentes abiertos a esta experiencia fuera de lo normal, una que incluso genera un colapso o daño físico.

No hay comentarios:

Publicar un comentario