miércoles, 29 de marzo de 2017

Adaptación de la novela de Shusaku Endo ‘Silencio’ de Martin Scorsese

Martin Scorsese dirige un filme sobre la fe y la religión. Silencio traslada a los espectadores al siglo XVII, cuando dos misioneros portugueses se embarcan en un peligroso viaje a Japón para buscar a su mentor, el padre Christavao Ferreira, y predicar el evangelio cristiano en Oriente.

El largo acompaña a dos jóvenes misioneros, el padre Sebastian Rodrigues (Andrew Garfield) y el padre Francisco Garupe (Adam Driver), mientras buscan a su desaparecido mentor y ejercen clandestinamente el ministerio entre los aldeanos cristianos de la zona. En el Japón del siglo XVII, el poder estaba en manos de los señores feudales y los samurái, decididos a erradicar la religión cristiana. Las persecuciones y las torturas estaban a la orden del día y los cristianos se enfrentaban a la dura decisión de elegir entre la apostasía o una muerte lenta y dolorosa.

SOBRE EL FILME

El oscarizado director Martin Scorsese dirige el filme a partir de un guión que ha coescrito con Jay Cocks. Basada en la galardonada novela homónima de Shusaku Endo publicada en 1966, la película explora la prueba religiosa y espiritual que supone el silencio de Dios ante el sufrimiento humano.

En 1988 Martin Scorsese conoció al arzobispo Paul Moore en Nueva York, durante un pase especial de la película La última tentación de Cristo con los líderes religiosos de la ciudad. Moore, que entonces ostentaba el cargo de obispo episcopal de Nueva York, regaló al director una copia de la novela histórica de Shusaku Endo titulada Silencio. La obra fue recibida con muy buenas críticas cuando se publicó en Japón en 1966 y generó grandes debates y análisis sesudos, exhaustivos y rigurosos. La traducción al inglés llegó unos años más tarde y con ella creció aún más la reputación de la novela como una profunda investigación y reflexión sobre la religión.

Nada más empezar la lectura, Martin Scorsese se sintió cautivado por la novela, hasta el punto de sentir que Silencio le hablaba personalmente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario