miércoles, 21 de agosto de 2013

Ataque a la Casa Blanca’, el cine en proyección: “Es una historia con moraleja”: Fuqua


Ataque a la Casa Blanca (Olympus Has Fallen) está protagonizada y producida por el actor Gerard Butler, acompañado por Aaron Eckhart, Morgan Freeman, Angela Bassett, Melissa Leo y Dylan McDermott, entre otros.

En la cinta, un pequeño grupo de guerrilleros fuertemente armados y entrenados meticulosamente lanzan una audaz emboscada en la Casa Blanca, invaden el edificio y toman de rehén al presidente Benjamin Asher y a su personal y los conducen al búnker presidencial subterráneo.

Mientras se desarrolla una batalla campal sobre el césped de la Casa Blanca, el ex agente de seguridad presidencial Mike Banning se une a la lucha y es el único miembro del servicio secreto en seguir con vida en el edificio sitiado. Banning hace uso de su amplia formación y su conocimiento minucioso de la residencia presidencial para convertirse en los ojos y los oídos del presidente interino Allan Trumbull y sus asesores.

A medida que los invasores comienzan a ejecutar rehenes y amenazan con matar a más, a menos que cumplan con sus demandas indignantes, Banning trata desesperadamente de encontrar al hijo del presidente, que está escondido en algún lugar del edificio, y de rescatar al presidente antes de que los terroristas puedan llevar a cabo su último plan.

La película, con un presupuesto de 70 millones de dólares, se estrenó en marzo de este año en Estados Unidos, recaudando en ese mercado cerca de 100 millones de dólares.

SOBRE LA PRODUCCIÓN

Por difícil que parezca, sí es posible que un grupo de terroristas ingrese a la Casa Blanca y tome como rehén al presidente de Estados Unidos. Es complicado y requeriría de una planificación extensa, pero existen posibilidades de lograrlo. Así al menos lo aseguran el director de Antoine Fuqua (Día de entrenamiento) y el actor Gerard Butler, responsables de Ataque a la Casa Blanca.

En esta cinta de acción, Butler- quien también es productor del filme- interpreta a Mike Banning, un agente del Servicio Secreto caído en desgracia tras fallar en una misión, pero que puede ser el único capaz de salvar al presidente (Aaron Eckhart) y a su hijo (Finley Jacobsen) del atentado impulsado por unos terroristas norcoreanos en pleno Washington.

“Nada es una simple suposición”, apunta Butler para explicar que la historia perfectamente podría ser real.

“Se trata de la genialidad del plan más que del nivel de acción. No olvidemos que el ataque del 11/9 fue tan sólo que unos chicos subieron a un avión con una navaja. Eso es lo que me atrajo de esto, lo relevante y lo provocativo que fue”, dice el actor sobre la historia, que fue desarrollada con ayuda de expertos en seguridad pertenecientes al mismo Servicio Secreto, al FBI y a la CIA.

Fue así como se determinó que la toma de la Casa Blanca se podía llevar a cabo en 13 minutos, usando un camión de basura. “Pensamos que sería relativamente fácil conseguir un camión de basura, el que nos podría servir como un bunker bastante sólido, así que ese fue nuestro punto de partida. Lo establecimos para el 5 de julio, ya que los camiones estarían haciendo limpieza después de la celebración del feriado. Antoine tomó esa idea y añadió sus propios toques cinematográficos”, explica el actor.

Esta escena se presenta en tiempo real, detalle que pretende dar mayor realismo a los hechos. Aunque el objetivo de Fuqua y Butler es entretener a la audiencia, el director dice que la historia también entrega una lección. “Desde el 11/9, hemos llegado a ver el mundo de otra manera. La película es muy entretenida, pero también es una historia con moraleja. Al bajar la guardia, todo puede pasar”, concluye el realizador que estuvo alejado de la silla del director durante tres años, tras estrenar “Los mejores de Brooklyn”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario