miércoles, 31 de octubre de 2012

‘skyfall’ se convierte en todo un éxito


El agente secreto más famoso del mundo, James Bond, volvió a la gran pantalla rodeado de lujo y acompañado por el príncipe Carlos y Camilla con el estreno mundial en Londres de Skyfall, al cumplirse el 50 aniversario de la saga.

En una alfombra roja repleta de esmoquins y vestidos de gala en el majestuoso Royal Albert Hall de la capital británica, un flamante Daniel Craig fue la estrella principal en la premiere de su última aventura, la número 23, en la que salva al mundo del villano Raoul Silva, interpretado por Javier Bardem.

“Siempre es un placer trabajar con buen material y buena gente. En este caso, tanto Sam Mendes como Daniel Craig y el resto del equipo era extraordinario. Eso me ha ayudado a estar cómodo y a realizar un proceso creativo muy interesante en una película de este tamaño”, declaró Javier Bardem.

Impoluto con esmoquin y pajarita, de la mano de su esposa Penélope Cruz, y ajeno a los rumores de embarazo de ésta, el actor español de 43 años bromeó también sobre el excéntrico peinado, de estética similar al de No es país para viejos, que luce en la película, dirigida por Sam Mendes y calificada por los críticos como una de las mejores de la saga.

“Tendríamos que preguntar a los de peluquería por qué me hacen salir así”, afirmó entre risas Bardem.

El español se llevó elogios de los compañeros de reparto que desfilaron junto a él por la alfombra roja, decorada con un logo dorado gigante de 007 y el Aston Martin utilizado en la película Goldfinger.

Daniel Craig, que interpreta por tercera vez a James Bond, aseguró que Bardem es uno de sus actores favoritos, al mismo tiempo que prometió que tanto los fans de la saga como los cinéfilos en general disfrutarán de la película.

“Es un actor tan talentoso y carismático que para mí fue un placer trabajar con él”, subrayó también en un fluido español la exhuberante francesa Bérénice Marlohe, que se ofreció para interpretar a un teórico agente 007 femenino en un futuro.

Marlohe, impecable con un escotado vestido rojo, recoge el testigo de chica Bond de actrices como Halle Berry o Eva Green en Skyfall, en la que la británica Naomie Harris interpreta el papel de Eve, una compañera de 007 en el MI6.

Por la glamurosa alfombra roja de Londres también desfilaron el oscarizado director Sam Mendes y la veterana actriz Judi Dench, que vuelve a encarnar a la jefa del MI6, así como el príncipe Carlos y su esposa Camilla, que fueron los últimos en llegar, él en esmoquin y ella en un vestido de terciopelo azul-violeta.

El estreno de Skyfall culmina un año de celebraciones para el agente 007, que en verano apareció en la ceremonia de apertura de los Juegos Olímpicos de Londres.

No hay comentarios:

Publicar un comentario