miércoles, 17 de mayo de 2017

Una cigüeña en apuros: Un gorrión trata de viajar a África vía Europa

Huérfano de nacimiento y criado por cigüeñas, el gorrión Richard cree que es una de ellas. Pero llegado el invierno, cuando llega la hora de migrar a tierras más cálidas, su familia de cigüeñas debe revelarle su auténtica identidad y dejarle atrás en el bosque, pues no sobreviviría el largo viaje a África via Europa. Decidido a demostrar que es una cigüeña, Richard se aventura hacia el sur por su cuenta, acompañado de un búho excéntrico con un amigo imaginario y un periquito que se cree un cantante famoso. A lo largo de su increíble aventura, tropiezan con muchos obstáculos, como unos murciélagos mortíferos, palomas adictas a Internet, cuervos mafiosos, y un Boeing 747 atronador…

Cuando por fin encuentran el camino a África Richard, tendrá que rescatar a su hermano cigüeña de las garras de un monstruoso tejón. La más pequeña de las cigüeñas deberá aprender a verse a sí misma como el mayor de los gorriones para liberar su auténtico potencial y así reunirse con su familia.

LA PRODUCCIÓN

Una cigüeña en apuros fue seleccionada para presentar su premier mundial -con gran éxito- en la 67ª edición del Festival Internacional de Cine de Berlín dentro de la sección KPlus Generation, dedicada al cine protagonizado por adolescentes y niños.

La película animada del director alemán Toby Genkel, se suma a sus conocidos filmes infantiles ¡Uuups! El Arca nos Dejó y La Leyenda del Martillo Mágico: Thor. Ahora Genkel le apuesta de nuevo a la animación con este largometraje que se estrenará la siguiente semana en nuestro medio.

¿QUIÉN ES TOBY GENKEL?

Toby Genkel, es un director alemán que cuenta con una nominación al Teddy Award, premio que es otorgado a trabajos filmográficos en los que participe alguien de la comunidad LGBT.

“Tocaba en una banda y quería ser una estrella del rock,” confiesa Genkel, “no había explorado lo increíble del género de la animación.” Con tan sólo 20 años de edad, tuvo la oportunidad de trabajar en diversos departamentos para encontrar su vocación: “era un momento en el que la animación en Alemania era casi inexistente. Casi todos los animadores y diseñadores de personajes venían de Estados Unidos, Irlanda o Canadá”. Cuenta Genkel sobre su trayectoria en este campo.

Sobre Una cigüeña en apuros, el director de 47 años explica que los diseñadores de personajes estudiaron los movimientos de los pájaros para darles una animación que fuera lo más realista posible. “Agotamos las posibilidades que teníamos y estamos muy orgullosos con el resultado”, afirma Genkel.

No hay comentarios:

Publicar un comentario