miércoles, 23 de septiembre de 2015

Video Norte Estrecho se gana la empatía cochabambina

Después de ganar varios premios en su gira internacional, la película Norte Estrecho fue recibida anoche en Cochabamba, tierra natal del director Omar Villarroel, con aplausos, gritos, elogios y una invitación a despertar el orgullo de ser boliviano.

Y sin embargo, la película comienza con una frase que abrirá la puerta a la trama: “Bolivia no funciona”. Se trata de Jorge, un boliviano que se encuentra ilegalmente en Estados Unidos y que se gana la vida con su negocio de videoconferencias. Su frase, se refiere en realidad al canal de enlace con su país de origen, pero también hace de metáfora a las razones por las que muchos latinos se lanzan hacia el sueño americano.

Serán justamente cuatro historias de familias disgregadas por la migración las que irán ganándose poco a poco la empatía del público que acompaña a los protagonistas batallando por lograr algo de progreso, aunque ello represente trabajar en condiciones muchas veces humillantes y lejos de sus familias, al punto de no poder hacer nada por ellas.

Junto con el boliviano Jorge, desgranan sus historias el mexicano Pedro, cuya madre tiene que, incluso, levantar las cacas del perro en una casa de Estados Unidos para que el joven estudie; Cristina, una niña boliviana que dialoga con su oso de peluche ante la ausencia de su padre migrante y que debe soportar un continuo maltrato de la tía que la cuida, y Pepe, un argentino con sueños de ser actor y que dejó a su novia en Buenos Aires, en una permanente lucha contra la infidelidad.

La videoconferencia será el enlace que pese a todo los mantendrá unidos en la distancia, pero que en todo momento amenaza con romperse.

En medio de todos este drama, se encuentra el trato discriminatorio con el que debe lidiar cada uno de estos personajes con las autoridades, las leyes y los prejuicios de la sociedad norteamericana para con la comunidad latina. Estos enredos invitan al público a valorar la tierra de origen y la familia que uno deja atrás.

Las historias, la sencillez de los diálogos y todo el tratamiento técnico merecieron el aplauso del público cochabambino. La película estará en cartelera en el cine Center desde mañana.

Llega con muchos lauros

Pese a que la premier tuvo lugar recién anoche, Norte Estrecho llega a Cochabamba después de ganar muchos lauros internacionales, como el Festival Internacional Sunscreen (Estados Unidos) y Ventana Andina (Jujuy, Argentina), entre otros.

Sin embargo, para el director, Omar Salinas, se tratan de reconocimientos a su “terquedad”, pues la obra es fruto de al menos ocho años de trabajo, según dijo anoche entrevistado por los medios en la premier. “Siempre he querido estrenar la película en Cochabamba y por fin ahora lo hacemos”, agregó.

La película tiene como protagonista central a Luis Bredow, con su reconocida trayectoria artística en Bolivia, pero también la integran artistas internacionales, como los mexicanos Carmen Salinas y Jorge Jiménez, o los argentinos Federico Saslavsky y Ariadna Asturzzi, además de los bolivianos Pablo Fernández y Camila Matienzo, que con sus 13 años impresionó por su actuación.

En el acto, se reconoció también la colaboración de varias instituciones como la Gobernación y la Alcaldía de Cochabamba, y Univalle, entre otras.

No hay comentarios:

Publicar un comentario