miércoles, 29 de julio de 2015

Kendrick: “es raro ser protagonista de una franquicia”

La actriz Anna Kendrick ha conquistado, a golpe de naturalidad e ironía, el título de chica normal que triunfa en Hollywood. Aún así, Anna Kendrick, nominada a un Premio Oscar por Amor sin escalas (2009), no se acostumbra a ser la protagonista de la película y menos de una franquicia, como la comedia musical Dando la nota.

“Hacer de protagonista es muy raro, y en particular en una franquicia. Por un lado es excitante, pero a veces me pregunto si realmente quiero seguir haciendo esto, porque no figuraba entre mis ambiciones”, ha dicho la actriz en una entrevista con Efe.

“De hecho, me encantaría, en algún punto de mi carrera, dar marcha atrás y convertirme simplemente en una actriz de personajes”, precisa, en referencia a lo que en inglés se denomina “character actress”, papeles secundarios pero de fuerte personalidad e impacto.

Kendrick, logró su primer éxito cuando sólo tenía 13, con el musical de Broadway High Society, que le valió una nominación a los Tony. En el cine debutó en 2003 con otra comedia musical, Camp, y cinco años después se coló en la saga de Crepúsculo, con el papel de Jessica.

Pero el gran impacto llegó con la nominación al Premio Oscar, gracias a la entrañable Natalie que acompañaba a George Clooney de vuelo en vuelo en Amor sin escalas (2009).

“Obviamente, fue un gran momento, pero la verdad es que me costó un par de años llegar a hacer la variedad de películas que estoy haciendo ahora. Después de Amor sin escalas me ofrecían siempre el mismo tipo de personajes y no me interesaba. Si hay algo que no me apetece, es hacer lo mismo una y otra vez”, subraya.

En los últimos tres años, esta hija de la clase media -madre contable y padre profesor-, hiperactiva en Twitter y sin pelos en la lengua, ha rodado la friolera de 15 títulos.

Dando la nota: aún más alto vuelve al mundo de las Barden Bellas, un coro femenino universitario “a capella” que se presenta a sí mismo como ese lugar donde van las chicas demasiado feas para ser animadoras.

A las ya conocidas “Gorda Amy”, la excéntrica Lilly o la propia Beca, que interpreta Kendrick, se suma ahora el fichaje de Hailee Steinfeld en el papel de la cándida y confiada Emily.

El argumento gira en torno a una competición internacional de canto en la que nunca ha logrado ganar un equipo americano y donde las Bellas deberán enfrentarse al grupo alemán Das sound machine, cuya irresistible líder interpreta Elizabeth Banks, también directora de la cinta.

EFE

No hay comentarios:

Publicar un comentario