viernes, 31 de julio de 2015

Filman en Tarija “Tras las huellas del dinosaurio”



Un día, cuando Viviana Saavedra del Castillo era niña, en la escuela le hicieron la típica pregunta, ¿qué hace tu papá? Y ella respondió: estudia los huesos de los dinosaurios, lo que provocó la risa de sus compañeritos.

Años después, ahora cineasta, se propone recuperar la memoria paleontológica de Tarija y la vida de su padre, uno de los primeros espeleólogos del país, a través del filme “Tras las huellas del dinosaurio”.

Historia
Con este objetivo buscó al director de cine Daniel Moya y le propuso ser codirectores de la obra y juntos se encuentran abocados a investigar y realizar las primeras tomas de lo que será la película que, en primer término, contará la historia de un personaje poco conocido, pero importante en los descubrimientos paleontológicos y espeleológicos de Bolivia como es don Henry Saavedra.
“Hace bastante tiempo vengo haciendo producción ejecutiva de cine y he participado en varias películas bolivianas como American visa, Cena quina y otras y siempre tuve la motivación de empezar a contar historias no contadas, la mayoría muy relacionadas a lo político social y el rescate de la memoria”, contó Viviana.
Dentro de esos proyectos tenía uno un poco abandonado, el de contar la vida de su padre, cuyos trabajos influyeron en la historia paleontológica del país, y en especial de Tarija, recuperar del mar del olvido a una persona que hizo posible que se conozca más sobre el lejano pasado de esta tierra y los animales prehistóricos que la poblaron.
Por su parte, Moya sostuvo que le atrajo el proyecto por la razón de ser del filme. “Hay muy pocas películas que se han trabajado sobre este tema en Bolivia, que tiene una riqueza cultural patrimonial tan impresionante, especialmente en Tarija. El rescate y los hechos que suceden con esta riqueza de fósiles”, subrayó.
Otro motivo fue dar un lugar a personas que han trabajado durante años por Bolivia y que lamentablemente no han sido reconocidas, en este caso el paleontólogo y primer espeleólogo que descubrió e investigó las cuevas de Toro Toro como fue Henry Saavedra.
A través de este plan, ambos cineastas descubrieron todo lo referente a estas ciencias, las gestiones que se realizan sobre la administración de los fósiles, sus destinos, por lo que también visitaron Sucre y Potosí que tienen lugares donde existen yacimientos prehistóricos muy ricos.
“El filme trata sobre Henry, que era un tarijeño que le dedicó su vida íntegra a estudiar los fósiles y las cavernas, a descubrir Toro Toro, es una historia que me toca personalmente. Ha veces se peca en no reconocer a nuestros personajes, artistas e investigadores, es una pérdida para Bolivia ignorar a estos personajes que les ha llevado su vida y sacrificios para poder construir sus investigaciones”, detalló Viviana.
Además, al no tener un conocimiento y estudio claro sobre esta riqueza paleontológica se pierde un filón que puede ser generador de recursos económicos a través del turismo científico y que se puede potenciar al máximo. “Y se están acometiendo aberraciones, nosotros sin ser científicos nos estamos dando cuenta cómo Bolivia esta perdiendo esto”, subrayó.

No hay comentarios:

Publicar un comentario