miércoles, 8 de julio de 2015

En busca de un nuevo jefe: Minions

ARGUMENTO

La historia de los Minions se remonta al principio de los tiempos. Los Minions empezaron siendo organismos amarillos unicelulares que evolucionaron a través del tiempo, poniéndose siempre al servicio de los amos más despreciables. Ante su incapacidad para mantener a esos amos -desde el T. Rex a Napoleón-, los Minions acaban encontrándose solos y caen en una profunda depresión.

Sin embargo, uno de ellos, llamado Kevin, tiene un plan. Acompañado por el rebelde adolescente Stuart y el adorable Bob, decide lanzarse al mundo en busca de un nuevo amo malévolo a quien sus colegas puedan seguir.

El trío emprende un emocionante viaje para conseguir un jefe a quien servir, en realidad una jefa, la primera supervillana que jamás ha conocido el mundo, la terrible Scarlet Overkill. Pasarán de la helada Antártida, a la ciudad de Nueva York en los años sesenta, para acabar en el Londres de la misma época, donde deberán enfrentarse al mayor reto hasta la fecha: salvar a la raza Minion de la aniquilación.

EL ORIGEN DE LA HISTORIA

Después del éxito sin precedentes de Mi villano favorito y de su secuela, Mi villano favorito 2, nominada al Oscar, las ganas de ver más historias del mundo inventado por Illumination Entertainment no se habían agotado. El público del mundo entero estaba cautivado por los Minions y sentía curiosidad por saber de dónde procedían los amigos y fieles seguidores de Gru, qué habían hecho antes de conocer a su último amo y en qué aventuras habían participado.

Chris Meledandri, fundador y presidente ejecutivo de Illumination, explica que los Minions, haciendo uso de su habitual dulzura subversiva, consiguieron la precuela que ellos querían: “No decidimos hacer una película acerca de los Minions, ellos lo exigieron. Después de terminar Mi villano favorito 2, descubrimos que el equipo, compuesto por cientos de individuos de gran talento con los que es un auténtico privilegio trabajar, eran incapaces de dejar de animar a esos personajes”.

Desde que los Minions fueron presentados en la gran pantalla en 2010, sus divertidas fechorías han sido aplaudidas por los espectadores. Chris Meledandri cree que conectamos con ellos por ser espíritus libres: “Ese “algo” especial procede de una combinación en su diseño, de los animadores que les confieren vida y de su extrañísimo lenguaje bajo la actual dirección de Pierre y Kyle, y anteriormente de Pierre y Chris. Todo esto crea una imagen irresistible”.

El productor también cree que la dualidad en la naturaleza de los Minions hace que el público quiera volver a ver a los pequeños personajes universalmente accesibles: “Son adorables, pero eso no basta. Su atractivo se debe a una contradicción innata, solo aspiran a ser malvados, pero su naturaleza hace que sean buenos. Todos llevamos esto dentro”. En su opinión, la conexión y la identificación son la clave de todos los títulos de Illumination. “El aspecto más impactante al ver nuestras películas es el vínculo que nace entre el espectador y los personajes”, añade.

No hay comentarios:

Publicar un comentario