domingo, 5 de abril de 2015

Herzog, el “cineasta de la ira”, trae su cámara a Bolivia

"Desde el momento en que pude pensar independientemente supe que iba a filmar películas. Nunca elegí ser director de cine”, respondió Werner Herzog al ser consultado: ¿Cuándo se dio cuenta por primera vez de que pasaría su vida haciendo películas?.
El célebre cineasta alemán agregó: "Eso me quedó claro a los 14 años en un lapso de pocas, dramáticas semanas, cuando empecé a viajar a pie y me convertí a la fe católica. Después de una larga serie de fracasos, incursionar en la dirección de cine requirió sólo un pequeño paso, aunque hasta el día de hoy tengo problemas para considerarla una profesión real”.
La pregunta y la respuesta forman parte de su libro Herzog por Herzog, una publicación que desnuda los pormenores de la vida del cineasta y aclara la inmensa cantidad de rumores falsos y mentiras sobre este personaje y también sobre sus películas.
Bolivia tendrá la posibilidad de conocer de la propia voz de Herzog detalles sobre su experiencia y su obra en el cine. El director alemán ofrecerá la próxima semana dos charlas magistrales y gratuitas, en las ciudades de Santa Cruz y La Paz.
"Teníamos que aprovechar al máximo la visita de Herzog a Bolivia. Al margen de que venga a realizar su próxima película en nuestro país, consideró más importante que él pueda compartir con la gente, dialogar y que todos podamos tener la experiencia de estar cerca de Herzog, una figura muy importante y transgresora del cine mundial”, explicó Diego Mondaca, responsable de la producción en Bolivia de la película del cineasta y director del EDOC Lab, que coordina las charlas con el Ministerio de Culturas.

Herzog nació en Munich (Alemania), en 1942, y vivió su niñez en Sachrang, un pueblo de montaña cerca de la frontera austriaca. Ha filmado largometrajes y documentales en la Amazonía de Perú y Tailandia y en los suburbios de los Estados Unidos y de Alemania. Este año, Bolivia será el escenario de su nueva película titulada Sal y fuego. "El rodaje del filme comenzará en tierras bolivianas en abril de este año”, confirmó el propio Herzog en una entrevista con Screen Daily.
"Herzog ha sido una de las figuras más importantes del Nuevo Cine Alemán. Es un cineasta andariego que ha ido explorando el mundo con su cine y que ha tenido varias películas con escenario en América Latina. Es un explorador de la diversidad cultural. Es un hombre que a puesto al cine al servicio de un diálogo de las culturas y de los comportamientos”, explicó el crítico de cine Pedro Susz, quien resaltó la visita del realizador a Bolivia.
Werner Herzog comenzó a viajar a pie a los 14 años. Siendo estudiante trabajaba de noche como soldador en una planta siderúrgica para financiar sus películas. La primera fue Herakles, en 1961. Dirigió cinco largometrajes protagonizados por Klaus Kinski y Francois Truffaut dijo de él que era el cineasta vivo más importante.
"Pero no dirigió a Kinski apuntándolo con un rifle detrás de la cámara. Tampoco quiso arriesgar la vida de nadie durante el rodaje de Fitzcarraldo. No es un loco mi un excéntrico. Su obra no continúa la tradición de los románticos alemanes” se lee en el libro Herzog por Herzog.

La obra del cineasta comprende 45 películas, once de ellas son largometrajes y cortometrajes, y el resto documentales. Su trabajo es considerado clave en el llamado Nuevo Cine Alemán. Signos de vida (1968), su primer largometraje, ya presenta de manera contundente al antihéroe clásico de Herzog: maniático, aislado y peligroso”, según ese texto.
"Es fundador del Nuevo Cine Alemán junto a Fassbinder. Además se permite en toda su obra interrogar sobre qué es la ficción y qué es lo documental, por tanto torna obsoleta la diferenciación entre ambos, porque sólo asistimos a experiencias compuestas por imágenes. El trabajo de Herzog se ha caracterizado por cuestionar las fronteras entre lo que se conoce como ficción y documental”, explicó el crítico de cine, Sergio Zapata.

El primer éxito internacional de Herzog fue Aguirre, la ira de Dios, en 1972. Fue también su primera colaboración con el actor Klaus Kinski, quien interpreta a un trastornado conquistador español que condujo a sus hombres en una misión a la muerte.
Dos años después, en 1974, Herzog eligió a Bruno S., un hombre de 41 años que vivió encerrado en un psiquiátrico, para interpretar al protagonista de El enigma de Kaspar Hauser.
Luego, en 1976, el cineasta hipnotizó al elenco entero durante el rodaje de Corazón de cristal. Después, filmó una isla volcánica del Caribe a punto de explotar en La Soufriere. Sin temor, rindió homenaje a F.W. Murnau en su versión Nosferatu (1979) y en 1982 remolcó un barco hasta la cima de una montaña en la selva amazónica durante el rodaje de Fitzcarraldo.
Por su pasión y su forma de hacer cine, el director alemán se convirtió en un referente en los cineastas del mundo. "Herzog pertenece a esa tan fecunda generación que en los años 60 y 70 dieron un giro significativo a la forma de hacer y de ver cine. Lo que yo más rescato de él, y es lo que mi cine le debe, tiene que ver con su manera de hacer las películas y su actitud a la hora de abordar un proyecto cinematográfico: El proceso es tan importante o más que el resultado”, sostuvo el director Martín Boulocq.
En el género del documental, Herzog filmó trabajos como Lecciones de oscuridad, en el que muestra los pozos petroleros incendiados por Saddam Hussein. También contó la historia de Carlo Gesualdo (Príncipe de Venosa, genio musical del siglo XVI y asesino múltiple), en Gesualdo-Muerte para cinco voces. Entre decenas de obras, también retrató la vida del prisionero de guerra sobreviviente de Vietnam Dieter Dengler en El pequeño Dieter necesita volar.

"Su aporte en el documental es enorme por su propuesta estética. Realmente, será un hecho trascendental el poder escucharlo en una charla en Bolivia”, aseguró la cineasta Dennis Arancibia.

Signos de vida (1968)

Narra la historia de un paracaidista alemán herido llamado Stroszek, quien es enviado a Kos, una ciudad de Creta, junto a su mujer Nora, una enfermera griega y otros dos soldados con heridas menores. Quedan recluidos en una vieja fortaleza y hay muy poco que hacer. Becker se dedica a traducir y transcribir inscripciones, Meinhart se divierte poniendo trampas para cucarachas y Nora ayuda a Stroszek a hacer fuegos artificiales usando la pólvora de las granada. Stroszek se vuelve loco y arrastrará a sus compañeros a una misión descabellada. Basada en un relato de Ludwig Achim Von Arnim (1818). Ganó un Oso de Plata, en el Festival de Berlin, en 1968. (Filmaffinity).

También los enanos... (1970)

Se trata del filme También los enanos comenzaron pequeños (1970). Trata sobre un grupo de enanos encarcelados queempiezan una rebelión caótica contra la autoridad. Destruyen todo a su alrededor intentando captar la atención del instructor al cargo, quien tiene algunos de ellos retenidos. El personaje central, Hombre, es la representación de los siete pecados mortales, mientras los enanos luchan entre ellos para conseguir territorio y comida. Cada vez son más crueles. Es una reflexión sobre la humanidad como especie. El reparto estuvo conformado por Helmut Döring, Gerd Gickel, Paul Glauer, Erna Gschwendtner, Pepi Hermine, Gisela Hertwig, Gerhard Maerz y otros. (Filmaffinity).

Aguirre, la ira de Dios (1972)

La película narra la historia del viaje del explorador español Lope de Aguirre y un grupo de conquistadores a través del Río Amazonas en busca de El Dorado, una región de la Amazonia que según las leyendas de la época albergaba enormes reservas de oro. La cinta está ambientada en 1560, poco después de la destrucción del imperio inca. A través del diario del fraile Diego Gaspar de Carvajal iremos conociendo detalles y circunstancias de aquella peligrosa aventura. La cinta fue protagonizada por Klaus Kinski. Fue la primera de cinco colaboraciones entre Herzog y KinskiLa película ganó varios premios como National Film Critics, en 1977. (Filmaffinity).

El enigma de Caspar Hauser (1974)

Un drama basado en hechos reales, en Alemania, principios del siglo XIX. Narra la historia de Kaspar es un enigmático muchacho que ha pasado toda la vida encerrado y aislado en una cueva: no conoce, pues, el lenguaje ni tiene capacidad para relacionarse con los demás. Cuando, en 1828, alguien lo abandona en Nuremberg con una carta para las autoridades locales, se convierte primero en una especie de atracción de feria y después en una curiosidad científica y social. La cinta ganó premios en Cannes. (Filmaffinity).

Corazón de cristal (1976)

Werner Herzog narra en Corazón de cristal una parábola con moraleja, ambientada en una pequeña ciudad de Baviera del siglo XVIII en la que la amenaza de la revolución industrial permanece latente.
En ese pequeño pueblo cuya población vive de la fama del cristal de rubí elaborado con una antigua técnica secreta, muere el maestro cristalero sin revelar el secreto a su aprendiz. El nuevo encargado de la factoría acude entonces a un pastor con fama de visionario para que le desvele el secreto. En el reparto participaron Josef Bierbichler, Stefan Guttler, Clemens Scheitz, Volker Prechtel, Brunhilde Klöckner y Sonja Skiba. (Filmaffinity).

Nosferatu, vampiro de la noche (1979)

Se trata de una adaptación de la famosa novela de Bram Stoker que toma como punto de referencia la insuperable adaptación de la clásica versión fílmica de Drácula, rodada en 1922 por Friedrich Wilhelm Murnau.
La historia gira en torno a Jonathan Harker, quien viaja desde Wismar a Transilvania para visitar el castillo del legendario conde Drácula, a quien pretende venderle una mansión en su ciudad. Atraído por una fotografía de Lucy, la mujer de Harker, Nosferatu parte inmediatamente hacia Wismar, llevando con él la muerte, la desgracia y el horror. (Filmaffinity).

Fitzcarraldo (1982)

Narra la historia de Brian Fitzgerald "Fitzcarraldo”, un excéntrico y megalómano hombre de negocios obsesionado con la ópera, ha ido perdiendo su prestigio y su fortuna en absurdas empresas sin futuro. Su último proyecto consiste en construir un teatro de ópera en un poblado peruano a orillas del Amazonas; para conseguir el capital necesario para financiar tan magna empresa se dedica al comercio del caucho. Su extravagante plan exige sacar del río un gran barco fluvial y transportarlo hasta la cima de un monte. (Filmaffinity). La película fue protagonizada por Klaus Kinski. Ganó en el premio a Mejor Director, en el Festival de Cannes, en 1982. Luego, ese mismo año, fue nominada a los Globos de Oro y a los Bafta como Mejor película extranjera.

Donde sueñan las hormigas verdes (1984)

En un remoto desierto de Australia, viven dos tribus aborígenes, los Worora y los Riratjingus, que se esfuerzan denodadamente por conservar una cultura de 40.000 años de antigüedad, con sus costumbres, ritos y leyendas sobre la creación del hombre y la naturaleza. El conflicto surge cuando un consorcio minero se propone extraer uranio dentro de su territorio, en un lugar sagrado para ellos llamado Donde sueñan las hormigas verdes. Es un filme que muestra la rebelión del mundo del espíritu contra una civilización groseramente materialista que lo quiere todo y que no comprende nada. (Filmaffinity).
En 1984, la cinta fue nominada a la Palma de Oro como Mejor Película, en el Festival de Cannes.



No hay comentarios:

Publicar un comentario