jueves, 24 de agosto de 2017

Valerian y la Ciudad de los Mil Planetas: Inolvidable aventura intergaláctica


Valerian y la Ciudad de los Mil Planetas es una película de aventuras de Luc Besson, el director de El Profesional, El Quinto Elemento, Nikita, Dura de Matar y Lucy.

SINOPSIS

Valerian (Dane DeHaan) y Laureline (Cara Delevingne) son agentes especiales del gobierno de los territorios humanos, encargados de mantener el orden en todo el universo. Valerian busca algo más que una relación profesional con su compañera, por lo que la persigue abiertamente con constantes proposiciones románticas. Sin embargo, el amplio historial de Valerian con las mujeres, junto con los valores tradicionales de Laureline, la llevan a rechazar todos sus intentos.

Bajo las órdenes de su comandante (Clive Owen), Valerian y Laureline emprenden una misión en la impresionante ciudad intergaláctica de Alpha, una metrópolis en constante crecimiento compuesta por miles de especies distintas, procedentes de todos los rincones del universo. Los diecisiete millones de habitantes de Alpha han convergido con el tiempo, uniendo sus talentos, tecnología y recursos por el bien común. Por desgracia, no todo el mundo comparte esos mismos objetivos en Alpha; de hecho, hay en marcha unas fuerzas ocultas que ponen en grave peligro a nuestra raza.

LA PRODUCCIÓN

Con guion y dirección de Besson, la historia de Valerian y la Ciudad de los Mil Planetas se basa en la serie de novelas gráficas de ‘Valerian y Laureline’, obra de Pierre Christin y Jean-Claude Méziéres, que empezó a publicarse en 1967 de la mano de la editorial Darguad. En este proyecto internacional, Besson está acompañado por un equipo de colaboradores habituales, encabezado por la productora Virginie Besson-Silla.

DE LA PÁGINA A LA PANTALLA

Mucho antes de que Luc Besson se convirtiera en uno de los principales autores del cine de acción del mundo —escribiendo, produciendo y dirigiendo toda una serie de éxitos icónicos— fue un chico fascinado por una serie de cómic llamada ‘Valerian y Laureline’, que empezó a publicarse una década antes de que la descubriera.

La serie de cómic en la que se basa el filme, que la editorial Dargaud empezó a publicar en 1967, inspiró a Besson no solo a imaginar su emblemática El Quinto Elemento, sino que también ha influido a otros cineastas a crear algunas de las películas de ciencia ficción más icónicas del último medio siglo.

Con su pasión por ‘Valerian y Laureline’ siempre presente, Besson creció hasta convertirse en la fuerza creativa responsable de cintas de acción tan influyentes como Nikita, Dura de Matar y El Profesional. No fue hasta que empezó a filmar su épico clásico de culto distópico retrofuturista El Quinto Elemento que se planteó la posibilidad de sacar a su héroe de fantasía de la infancia de la estantería y empezó a darle vueltas a la idea de adaptar las novelas gráficas al cine.

Limitado por la tecnología de efectos visuales relativamente primitiva disponible en la década de 1990, Besson sabía que pasaría un tiempo antes de ser capaz de crear el maravilloso universo de “Valerian y Laureline” que sabía que el material original merecía. “Cuando volví a leerme los cómics”, recuerda, “llegué a la conclusión de que era imposible hacer las películas. La tecnología de entonces no era lo suficientemente buena para recrear todos esos mundos y alienígenas”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario