martes, 15 de noviembre de 2016

Viejo Calavera se estrenará el 8 de diciembre en Bolivia

Luego de conquistar varios galardones en festivales internacionales como Locarno (Suiza) y San Sebastián (España), el cineasta boliviano Kiro Russo estrenará su ópera prima Viejo Calavera en Bolivia. La cinta, producida por Pablo Paniagua, Gilmar Gonzales y Russo, se exhibirá en salas del país el próximo 8 de diciembre.

"¡Finalmente en Bolivia! ¡Estrenamos muy contentos el 8 de diciembre! ¡Muchísimas gracias a todos nuestros amigos incondicionales!”, escribió Russo en su cuenta de Facebook.

En agosto, la película recibió la Mención Especial del Jurado de la 69 versión del Festival de Cine de Locarno. "Bolivia obtiene un premio en este prestigioso festival después de 13 años”, según Socavoncine.com

El viernes 24 de septiembre, Viejo Calavera recibió una Mención Especial del Jurado, Premio Cooperación Española en la sección Horizontes Latinos del 64 Festival Internacional de San Sebastián, España. Este reconocimiento ha marcado un hito en la historia del cine boliviano. "Bolivia estuvo presente en este importante evento del cine mundial luego de 27 años (La Nación Clandestina, 1989)”, según Socavoncine.com.

En octubre, la cinta obtuvo otro premio en la competencia internacional del Carbonia Film Festival, Italia. El mismo mes, Viejo Calavera ganó el premio especial del Jurado Internacional en la categoría Largometraje Internacional de la Selección Oficial Largometraje Internacional de del Festival Internacional de Cine de Valdivia (Chile).

La película es "un homenaje a los mineros” del país, explicó ayer su director Kiro Russo. "La intención es hacer un homenaje a los mineros, un homenaje a su vida. Hay viajes, hay días de alegría, hay borracheras, hay trabajo duro. Hay incertidumbre, pero se tiene que seguir”, dijo Russo en una entrevista con AFP.

El filme narra la historia de Elder, un joven descarrilado cuya única opción vital es relevar a su difunto padre en su trabajo en las minas de Huanuni, en el departamento de Oruro. Grabada en su mayor parte dentro de la mina, con planos muy oscuros y asfixiantes, la película contó con la colaboración del sindicato minero de Huanuni y la participación de los propios trabajadores, que interpretan a la mayoría de los personajes.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada