sábado, 5 de noviembre de 2016

cochabamba Diez cortometrajes están en lucha por el premio



Las luces comienzan a apagarse y la acción disminuye como señal de que el Festival Internacional de Cine de Cochabamba llegará a su fin este sábado 5 de noviembre.

10 equipos de producción, guionización, realización y edición compitieron durante dos días y entregaron ayer en la noche sus trabajos fílmicos que serán evaluados por un grupo de expertos y se premiarán a los tres mejores, informaron los organizadores del festival.

Este jueves, los grupos inmersos en la maratón fueron vistos trabajando en el parque Lincoln, ubicado al norte de la ciudad.

Todo ese esfuerzo se verá recompensado con la satisfacción de recibir un premio, o el consuelo de haber hecho su mejor esfuerzo, explicó Alejandro Vargas, uno de los organizadores del Festival de Cine que reunió, a lo largo de estos ocho días que hasta la fecha lleva el encuentro, a destacados cineastas de dilatada trayectoria, con jóvenes directores cinematográficos que están recibiendo fuera de nuestras fronteras el respaldo de la crítica internacional.

Actividades del festival

Desde su inauguración el pasado 27 de octubre, el Festival ha permitido la visualización de más de un centenar de cortometrajes, nacionales e internacionales, además de películas de largometraje, explicó Vargas.

También se han llevado a cabo charlas y talleres sobre diferentes temáticas, vinculadas al séptimo arte. En las que el manejo de la imagen, desde su concepción hasta su puesta en escena, fue objeto de profundas explicaciones, análisis, debate e interacción entre consagrados cultores del cine y profesionales, además de fanáticos del audiovisual.

El sonido, otro de los elementos fundamentales de la producción cinematográfica, fue abordado en clases magistrales y conversatorios.

La producción, un componente sustancial pero no del todo entendido por las dificultades que entraña generar cine en Bolivia, fue abordada a través de un taller dictado por profesionales extranjeros. Muy ligado a este punto de la producción está la emisión y puesta en escena de los filmes nacionales que, por primera vez, son lanzados a la crítica en el país y el extranjero.

Al respecto de las óperas primas y el largo y tortuoso camino que los realizadores bolivianos deben seguir, debido al escaso o nulo apoyo del Estado, se abordó la ley del cine nacional que duerme el “sueño de los justos” en la Asamblea Nacional, mientras el ministerio de Culturas pide un poco de paciencia hasta que la norma sea aprobada y luego promulgada. Los participantes de este conversatorio fueron contundentes, la legislatura está llegando a su fin y no se vislumbra que el proyecto, empolvándose en una comisión, sea llevado al pleno para su tratamiento legislativo.



RAQUEL ROMERO. CINEASTA

“Aunque las nuevas tecnologías aparentemente hubieran democratizado la producción audiovisual, hoy como ayer, producir cine en Bolivia sigue siendo una tarea muy difícil, debido a la falta de recursos financieros”



LO QUE FALTA

Con la maratón de cortometrajes todavía en la retina de los organizadores, el Festival de Cine Internacional de Cochabamba tiene varias actividades programadas para hoy y mañana, cuando se clausure el encuentro de cientos de videastas, cineastas y público en general. La muestra nacional e internacional de películas y cortometrajes, nacionales y extranjeros seguirá visibilizándose en algunos puntos e instituciones de Cochabamba, como el local Novecento que proyectará los filmes a partir de las 18:30 horas. El plato fuerte de la jornada, a cargo del grupo Socavón-Cine, podrá verse a las 19:00 horas en la Universidad Católica Boliviana de Tupuraya.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada