miércoles, 30 de marzo de 2016

El águila está en el aire: Volando alto

Basada en hechos reales, este filme cuenta la feliz historia de Michael ‘Eddie’ Edwards (Taron Egerton), un insólito y valiente saltador de esquí británico que nunca dejó de creer en sí mismo y con el que no contaba ni su propio país. Con la ayuda de un rebelde y carismático entrenador (Hugh Jackman), Eddie acepta el desafío y se gana el corazón de seguidores del deporte en todo el mundo al lograr una improbable e histórica participación en los Juegos Olímpicos de Invierno de Calgary en 1988.

HISTORIA INSPIRADORA

Aunque nunca fue un talento físico, desde muy joven dedicó su vida a conseguir un sólo objetivo: convertirse en deportista olímpico. Eddie intentó varios deportes y disciplinas antes de decidirse por el descenso de esquí. Al no conseguir reunir un equipo británico para los Juegos Olímpicos de Invierno de 1984, se cambió al salto de esquí.

Este cambio suponía varios inconvenientes: El Reino Unido nunca había tenido representación en salto de esquí en los Juegos de Invierno. Y Eddie nunca antes había intentado un salto de esquí. Era más pesado que la mayoría de los saltadores de esquí, los cuales empezaron desde muy jóvenes, no tenía financiamiento, tenía muy poco entrenamiento y su espantosa vista hacía que tuviera que saltar con gafas, las cuales se podían empañar peligrosamente en mitad de un salto.

Su infatigable espíritu se impuso a las dificultades. Pidiendo y tomando prestado equipamiento, Eddie fue el único participante británico en los Campeonatos del Mundo de 1987, en el que le valía el puesto 55 para clasificarse para los Juegos Olímpicos de Invierno de Calgary (Canadá) de 1988.

Calgary fue donde Eddie realmente despegó, literal y figuradamente. Aunque terminó el último en sus dos modalidades –70 metros y 90 metros– se convirtió en el preferido de los medios de comunicación (los periódicos pronto empezaron a apodarle “el Águila”) y en una especie de héroe del pueblo, famoso por su estilo poco ortodoxo, apariencia y voluntad de competir. Era cuestión de tiempo hasta que alguien hiciera una película sobre este modesto héroe de la vida.

No hay comentarios:

Publicar un comentario