lunes, 23 de junio de 2008

The Happening: El Fin de los Tiempos



Título original: The Happening

Título en español: El Final de los Tiempos

Estudio: 20th Century Fox.

Fecha de estreno: 13 de Jun. del 2008 (USA); 19 de Jun. del 2008 (BOL)

Artistas: Mark Wahlberg, Zooey Deschanel, John Leguizamo, Betty Buckley, Spencer Breslin, Ashlyn Sanchez

Duración: 91 minutos

Género: Thriller

Puntuación: 5.5 / 10

M. Night Shymalan es un director que nos puede hacer estremecer con sus visiones un tanto apocalípticas y fantasiosas del mundo. Podríamos decir que es un director arriesgado y poco convencional aunque se haya encasillado en el género de thrillers. Tal vez forzado por la industria cinematográfica hollywudense, nos haya entregado un producto que tiene sabor de haber quedado a media cocción.

La temática de la película es un tanto repetitiva en el director indio (nos la mostro en The Village y en Signs), una amenaza apocalíptica contra la raza humana y un grupo específico de personas que tiene que enfrentar este evento. Entrando en lo que es la historia. Tenemos unos primeros 30 minutos que son realmente buenos. Empieza con una escena en Central Park Nueva York, sin mayores explicaciones el suceso golpea a la gente, no se sabe de dónde viene, que o quien lo provoca… nada. El espectador solo puede sorprenderse ante la crudeza de las imágenes que nos muestran a personas que sin ningún motivo en particular, simplemente se auto-elimina de la manera más accesible posible. En este secuencia de apertura hay unas 2 escenas que son simplemente excepcionales, visual, narrativa y técnicamente.

Los canales de televisión hablan de armas químicas, toxinas que inhiben la parte del cerebro que impide que nos hagamos daño a nosotros mismos. Primero se presume ataque terrorista (desearía que los cineastas dejaran de evocar tanto el 9/11), después un experimento del gobierno, etc. Pues resulta que alguien sugiere que es un ataque de las plantas. Un acto de la naturaleza que simplemente no tiene explicación. Premisa interesante como argumento.

Y es aquí donde se le cae la estantería a Shymalan. Partiendo de esta primera media hora fantástica, al parecer, no se supo cómo dirigir la idea inicial y otorgar un producto que si bien no tenía que ser realista al 100%, por lo menos podría representar una amenaza inquietante para el público, así como para los personajes de la película. El guión se debilita conforme transcurren los minutos y los hot dogs (cuando la vean entenderán la broma), rayéndonos situaciones que son poco relevantes y algunas hasta prescindibles (la ermitaña paranoica) completamente o lo mejor remiendos para un pantalón que no tiene compostura.

En cuanto a las actuaciones no tenemos mucho que destacar tampoco. Mark Whalberg no es precisamente un actor demasiado expresivo y sensible y me parece que el casting no fue el correcto en esta oportunidad. Mientras que en The Departed se robo la película, aquí parece que era un invitado de palo. Deschanel también presenta una actuación bastante floja, siendo su parte poco creíble y haciendo muy difícil para el espectador relacionarse con el personaje. John Leguizamo es lo más aceptable dentro de lo que actuación se refiere, reivindicando la desafortunada presentación que tuvo en Love in the Times of Cholera.

Esta era considerada la última oportunidad de Shymalan ante una industria que se maneja por números, plazos, límites y cifras por el estilo. Estamos seguro que esa presión tuvo que influir en la libertad para plasmar ciertos conceptos en la pantalla por parte del director. No creemos que sea el fin de una carrera y mucho menos de una época, pero esperamos que este éxito de taquilla permita aflojar la presión sobre el director y conceder a su arte mayores libertades. Soy firme convencido en la capacidad artística de Shymalan y espero que este cambio de género será una bocanada de aire fresco dentro de su carrera. Para los que no lo saben, el próximo proyecto de Shymalan será la adaptación de un manga japonés llamado The Last Airbender.

En lo que a mí respecta, The Happening es la peor cinta que he podido ver, hasta el momento, de Shymalan pero pese a eso podemos rescatar el mensaje, que a diferencia de la película bastante mala, es un muy bueno y se suma al de otras como Soy Leyenda, Pasado Mañana (The Day After Tomorrow), etc.: estamos destruyendo nuestro mundo y a nosotros con él.


Trailer
En sección Trailers, lado derecho de tu pantalla

Tags:

No hay comentarios:

Publicar un comentario